Rubí Guadalupe Islas Cerón, Josefina Reynoso Vázquez y Jesús Carlos Ruvalcaba Ledezma

Ahora bien, en el marco jurídico Mexicano, la Constitución Política de los Estrados Unidos Mexicanos (CPEUM) consagra, en su artículo cuarto que: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos…”1 Asimismo, el código penal federal (CPF) en su artículo 329 lo define como: “Aborto es la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez”, y sanciona a las mujeres de la siguiente manera en el artículo 332: “Se impondrán de seis meses a un año de prisión a la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar, si concurren estas tres circunstancias:

  1. Que no tenga mala fama;
  2. Que haya logrado ocultar su embarazo, y
  3. Que ese sea fruto de una unión ilegítima.

Faltando alguna de las circunstancias mencionadas, se le aplicarán de uno a cinco años de prisión”; pero el artículo 333 hace referencia a circunstancias por las cuales no se impone sanción: “No es punible el aborto causado solo por imprudencia de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea resultado de una violación”.2

Las circunstancias citadas en el artículo 332 del CPF, hacen alusión a un tema que va en contra del señalado artículo cuarto de la CPEUM, así como a una exclusión de personas, afectando derechos humanos fundamentales que la misma CPEUM en el artículo primero cita: “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

El aborto es un tema en auge de la sociedad mexicana, el 26 de abril de 2007, el código penal para el Distrito Federal (CPDF) reformó su artículo 144 refiriéndose al aborto como:
“Aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación. Para los efectos de este código, el embarazo es la parte del proceso de la reproducción humana que comienza con la implantación del embrión en el endometrio”. Y, el artículo 148 aumenta condiciones por las cuales no sancionar a las mujeres que decidan practicar un aborto, evocando que: “Se consideran como excluyentes de responsabilidad penal en el delito de aborto:

I. Cuando el embarazo sea resultado de una violación o de una inseminación artificial;
II. Cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada corra peligro de afectación grave a su salud a juicio del médico que la asista, oyendo ese el dictamen de otro médico, siempre que eso fuere posible y no sea peligrosa la demora;
III. Cuando a juicio de dos médicos especialistas exista razón suficiente para diagnosticar que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas que puedan dar como resultado daños físicos o mentales, al límite que puedan poner en riesgo la sobrevivencia del mismo, siempre que se tenga el consentimiento de la mujer embarazada;
IV. Que sea resultado de una conducta culposa de la mujer embarazada.

En los casos contemplados en las fracciones I, II y III los médicos tendrán la obligación de proporcionar a la mujer embarazada información objetiva, veraz, suficiente y oportuna sobre los procedimientos, riesgos, consecuencias y efectos; así como de los apoyos y alternativas existentes para que la mujer embarazada pueda tomar la decisión de manera libre, informada y responsable”. 3

Dicha reforma se realizó con la finalidad de adaptarse al escenario actual del país, sin embargo, el código penal para el Distrito Federal es el único que despenaliza el aborto hasta las 12 semanas de gestación, y el cual garantiza servicios de salud accesibles para la práctica del aborto; a raíz de eso, muchas mujeres se trasladan a la capital de México para poder realizarse un aborto seguro, debido a que los requisitos para acceder a ese servicio son mínimos como presentar una identificación oficial y no tener más de 12 semanas de gestación comprobables en un ultrasonido e inclusive mujeres menores de edad pueden realizarlo siempre que sea acompañada por una persona mayor de edad brindando de la misma manera la elección del método de aborto. 4

Referencias

  1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
  2. Código penal federal
  3. Código penal para el Distrito Federal
  4. Secretaría de Salud de la Ciudad de México, interrupción legal del embarazo (2019)

Comentarios