La laguna de Tecocomulco recibe a propios y extraños con sus característicos mosquitos. Se trata del último humedal de los lagos del Valle de Anáhuac y es un vaso regulador para la descarga de acuíferos, donde anidan aves migratorias de Estados Unidos y Canadá. En 2003 fue declarado Sitio Ramsar, de acuerdo con los criterios de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas.

Comentarios