Don Fidel, uno de los pocos maestros pulqueros en Mineral de la Reforma, nos recibe con los brazos abiertos en su magueyal. Ahí raspa y extrae el rico aguamiel con el que prepara la “bebida de los dioses”. Jóvenes y no tan jóvenes se reúnen para degustar de esa bebida en el tinacal, rodeados de versos pulqueros y una excelente vista de la ciudad.

verdes matas verdes matas verdes matas verdes matas

Comentarios