Mineral de la Reforma

La embajada de Estados Unidos en México entregó al Instituto de Formación Profesional (IFP) de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) equipo de simulación de tiro, que asciende a más de 2 millones de pesos como parte de la Iniciativa Mérida para la implementación de seguridad entre ambos países.
El equipo donado por la embajada ayudará a capacitar a personal de la Policía estatal, municipales y la de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo en el mejoramiento de tácticas de respuesta con la simulación de situaciones reales de violencia y hasta mortales que los elementos tendrán que resolver a tiempo real de manera acertada.
Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México, explicó que el año pasado en su país murieron 23 mil personas por el uso de sustancias ilegales, mientras que en México, los mismos criminales causaron terror por la elaboración y comercialización de estas.
Explicó que el crimen trasnacional es un ejemplo de problema conjunto, y es por eso que su país invierte grandes cantidades de dinero para atacarlo, además aclaró que ningún país puede enfrentar estas dificultades por sí mismo.
Dijo que además de dinero, se necesitan políticas públicas eficientes para atacar el problema, y en el caso de los elementos, se les tendrá que capacitar de una manera estricta y completa, además que las carreras policiales deben ser atractivas en cuanto a salarios y beneficios justos.
Seleccionar a las mejores personas y capacitarles con las mejores herramientas, además de un sistema de investigación para localizar las malas conductas y castigarlas.

“Nuestras comunidades merecen dedicación, valentía y honradez por parte de nuestra policía, y nuestra policía merece salarios decentes de la comunidad a la que está sirviendo”, recalcó Jacobson.

La embajada de Estados Unidos coordina las donaciones de los simuladores de armas de fuego a través de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), con la meta de que cada academia de policía a nivel estatal haya recibido un simulador fijo o móvil para inicios del 2018.
Las academias estatales de Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Puebla, Morelos, el Estado de México y la Ciudad de México, así como la Policía federal y los institutos de capacitación de la Procuraduría General de la República han recibido ya sus propios simuladores, y desde agosto de 2016, casi 6 mil 500 agentes han sido capacitados mediante el uso de dichos simuladores.

Sistema de vigilancia
en la entidad

Por su parte, el gobernador del estado Omar Fayad Meneses reiteró su compromiso con el sistema de videovigilancia en la entidad que contemplará 10 mil cámaras en los 84 municipios de Hidalgo.
Dijo que a través de fibra óptica, el gobierno local colocará 5 mil cámaras y pedirá a la iniciativa privada la implementación de otras 5 mil.
Por último, el titular del Ejecutivo estatal ofreció el estado de Hidalgo para la construcción de la Academia Nacional de Analistas.
La embajada explicó que contempla que en menos de un año podrá dotar de por lo menos un simulador a cada academia estatal de seguridad de todo el país y reiteró que más de 6 mil 500 elementos federales y estatales se han beneficiado con la simulación de armas.
La Iniciativa Mérida es un tratado internacional de seguridad establecido por Estados Unidos en acuerdo con México y los países de Centroamérica para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

No hay país que pueda enfrentar este desafío por su cuenta. Debemos trabajar en conjunto. Pero se requiere más que dinero. Son necesarios líderes de gobierno y procuración de justicia que tengan visión y voluntad para volverlo realidad”

Roberta Jacobson
Embajadora

Estrategia

  • Los simuladores
    emplean tecnología de inmersión a fin de crear escenarios realistas e interactivos para que los agentes aprendan a resolver situaciones inesperadas, con el objetivo de contrarrestar la agresión solo utilizando sus armas de fuego en caso necesario. Dichos simuladores también proporcionan un ambiente seguro y controlado para que los agentes perfeccionen su puntería recibiendo retroalimentación de mucha mayor precisión que la que permiten los centros de tiro tradicionales

Comentarios