Pachuca.- Para disminuir el riesgo de contagio por coronavirus (Covid-19) y la afluencia de consulta en las unidades de medicina familiar (UMF) y de hospitales, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) refuerza, en la fase dos del padecimiento, el programa Receta resurtible para adultos mayores y personas con enfermedades crónico degenerativas controladas, como diabetes, hipertensión arterial y padecimientos del corazón, entre otras.

En ese sentido, la jefa del área de atención médica continua y programas especiales Luisa Estela Gil Velázquez indicó que esa medida permite a los pacientes tener medicamentos para un periodo de hasta 90 días sin necesidad de acudir nuevamente a consulta médica.

Enfatizó que durante la contingencia por Covid-19 será expedida la prescripción médica a pacientes adultos mayores que no se encuentren descompensados, sin embargo, en caso de presentar síntomas agudos de la enfermedad o cualquier otro problema de salud podrán acudir a su UMF en cualquier momento para recibir atención médica.

Gil Vázquez explicó para obtener el documento se debe ser paciente crónico controlado, por lo que una vez en consulta recibirá del médico tratante seis formatos de prescripción de medicamentos correspondientes a los 90 días de surtimiento, es decir, tres para el enfermo y tres para entregar en farmacia.

Una vez que cuente con esos papeles, un familiar, vecino o amigo podrá acudir a la UMF para recibir los fármacos.

Subrayó que esas acciones serán llevadas a cabo en esos pacientes debido a que el 70 por ciento de los adultos mayores que acuden a las clínicas del IMSS padecen diabetes e hipertensión, además de ser un grupo con alto riesgo, tiene mayor probabilidad de complicarse por esa enfermedad.

La especialista del IMSS informó que en 2019 fueron entregados más de 5 millones de recetas en las mil 253 unidades de medicina familiar o clínicas y en el primer trimestre de 2020 han sido surtidas más de 922 mil.

Gil Velázquez afirmó que el abasto de los medicamentos está garantizado al 100 por ciento, ya que las clínicas y hospitales cuentan con un Sistema Institucional de Farmacia que permite la comunicación automática entre la central de abasto de los fármacos y las unidades médicas.

Por su parte, la jefa de la división de hospitales de la Coordinación de Atención Integral en Segundo Nivel de Atención Marlen Vicente Martínez precisó que además de las enfermedades crónico degenerativas, la receta también se prescribe en pacientes con epilepsia, trastornos mentales, hepatitis, asma, trasplante renal, entre otros padecimientos.

Comentarios