Enturbia mando naval contratos de Semar

419
Semar

VÍCTOR FUENTES /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Un contraalmirante y su hijo están en el ojo del huracán con contratos dudosos, cuentas congeladas y hasta un homicidio.

El mando

El contraalmirante Vidal Preciado Díaz Mirón, hoy retirado, tuvo más de 14 puestos de mando en la Secretaría de Marina (Semar), pero la Secretaría de Hacienda mandó congelar sus cuentas y sospecha que él y su hijo lavaron dinero ofreciendo servicios a la Semar que no cumplieron.

“(Preciado Díaz Mirón) muy probablemente forma parte de un esquema creado con el propósito de obtener recursos por parte de una dependencia gubernamental de manera ilícita”, alegó la unidad de inteligencia financiera de la SHCP.

Su hijo

Vidal Preciado Flores era representante de la empresa Mexican Center of Communications and Naval Services (MCCNS), que obtuvo tres contratos con la Marina entre 2014 y 2016.
Los contratos no constan en ninguna plataforma de asignaciones, por lo que no se sabe qué servicios prometieron ni cuánto cobraron por ellos, pero la Marina ya busca rescindirlos.

La firma

La empresa se ostenta como represente en México de 15 marcas de equipos de tecnología naval, pero no menciona la Semar entre sus clientes.

El 26 de junio, MCCNS fue inhabilidad por la Secretaría de la Función Pública para nuevos contratos durante tres años y tres meses.

Consultada por Reforma, la Secretaría de Marina afirmó que fue la propia institución la que inició los procesos que culminaron con la rescisión de los contratos.

La Semar aclaró que hubo incumplimiento por parte de la empresa y que está aún en espera que resarza el daño.

Según la Marina, la empresa de Preciado Flores no entregó la totalidad de los bienes estipulados en dos contratos y en otro no efectuó las pruebas HAT/SAT así como el entrenamiento MINS para dos personas.

Las siglas HAT/SAT se refieren a pruebas de calibración de equipos marítimos, como radares, que son la especialidad de Preciado Flores, quien es ingeniero en electrónica y “especialista en tecnología naval” según su perfil en Linkedin.

El esqueleto en el clóset

El pasado 15 de marzo, Néstor Marín fue ejecutado de un balazo en la cabeza y según la fiscalía general de Yucatán, Preciado Flores sacó el cadáver de su oficina con ayuda de su asistente.

Los edictos de Semar para anular los contratos de su empresa están fechados el 27 de marzo, mismo día que medios de Yucatán reportaron que autoridades locales identificaron a Preciado Flores como el homicida del chofer, aparentemente por una deuda de drogas.

La oficina

La indagatoria apunta a que el homicidio ocurrió en el noveno piso del edificio de oficinas Magnia Corporate de Mérida, donde MCCNS compartía el espacio con firmas como Coca Cola y Nestlé.

Mabel Rosique, la asistente de Preciado, declaró que su jefe la amenazó de muerte y la obligó a ayudarlo para sacar el cuerpo de Marín en una maleta, y luego abandonarlo en un basurero.

Y no es el primero…

Reforma ya ha publicado que miembros de la Marina estuvieron involucrados en operaciones ilícitas.

Un hermano de Francisco Gerardo Martínez Pastelín, quien fue jefe de ayudantes del secretario de la Marina Francisco Saynez, está sujeto a juicio porque entre 2010 y 2014 manejó más de 220 millones de pesos en sus cuentas bancarias por depósitos de contratistas de la Armada.

El contraalmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín también fue investigado por la Secretaría de la Función Pública por enriquecimiento ilícito, pues adquirió inmuebles de alto valor y conducía un Ferrari, pero fue exonerado en el 2014.

Comentarios