Caracas.- Después de un mes de la detención de Edgar Zambrano, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y opositor al régimen de Nicolás Maduro, su esposa confirmó que está recluido en la cárcel de máxima seguridad de Fuerte Tiuna y que el motivo es un asunto político.

Luego de visitarlo en la prisión, junto a su abogado, Sobella Mejías aseguró que el juicio al que está sujeto es por su presunta participación en el frustrado intento de golpe de Estado en Venezuela el 30 de abril, y agregó que él es civil, no militar.

En entrevista con César Miguel Rondón en el programa “Al punto y seguimos”, Mejías aseguró que su esposo no fue maltratado físicamente ni ha tenido problemas de salud, pero ha estado recluido en un espacio sin luz natural desde el día de su detención, publicó ayer el diario venezolano El Nacional.

Insistió en que el caso Zambrano obedece a un asunto político, pues lo considera un hombre conciliador, que lucha por el pueblo, y dedicado por completo a la defensa de la democracia.

Zambrano fue detenido la noche del 8 de mayo por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) cuando iba en un vehículo por las inmediaciones de la sede de su partido Acción Democrática (AD), ubicada en Caracas.

En contraste con Zambrano, el general de brigada de la Guardia Nacional Héctor Armando Hernández Dacosta fue enviado a un tribunal civil a pesar de que la Constitución de Venezuela lo prohíbe.

Comentarios