Envuelto equipo de Ochoa en escándalo

83
Ochoa,futbol belga,escándalo

Bruselas.- El futbol belga se vio en el centro de un escándalo por una amplia operación antifraude que se llevó a cabo también en otros seis países. En el operativo, un entrenador, agentes de jugadores y árbitros fueron detenidos, además de que se registraron las sedes de los clubes más importantes como Brujas y Standard Lieja, donde milita Guillermo Ochoa.

La investigación realizada desde hace un año por la justicia belga se centra en presuntos fraudes en las comisiones ligadas a los traspasos o salarios de los jugadores y también sobre partidos amañados durante la pasada temporada en la primera división de Bélgica, indicó la fiscalía federal de Bruselas.

Eso dio lugar ayer a más de medio centenar de registros en siete países europeos (Bélgica, Francia, Luxemburgo, Chipre, Montenegro, Serbia y Macedonia), con 220 policías movilizados.

En Bélgica, las sedes de los clubes más importantes fueron registradas, como FC Brujas, Standard Lieja, Anderlecht y Genk, actual líder de la Jupiler Pro League. 10 de los 16 equipos del campeonato están implicados, refirió la cadena RTBF.

Entre las muchas personas detenidas figuran el croata Iván Leko, entrenador del FC Brujas que disputa esta temporada la Champions, así como Herman Van Holsbeeck, exdirector deportivo del Anderlecht, el club con mejor palmarés del país.

A primera hora de la mañana de ayer, la fiscalía había confirmado el nombre de otro detenido revelado por la prensa: Mogi Bayat, exdirigente del Sporting de Charleroi, presentado por los medios de comunicación como el agente de jugadores más potente de Bélgica.

“Fue detenido en su domicilio”, indicó a la AFP, Wenke Roggen, una portavoz de la fiscalía federal, competente en materia de crimen organizado y encargada de la investigación.

Según la fiscalía federal, la investigación comenzó a finales de 2017 tras un informe de la Unidad de Fraudes Deportivos de la Policía federal que revelaba “indicios de transacciones financieras sospechosas”.

Las investigaciones se extendieron después a “indicios de posible influencia en partidos de la temporada 2017-2018”, precisa el comunicado.

“La instrucción judicial cubre actividades llevadas en el marco de una organización criminal, lavado de dinero y corrupción privada”, según la misma fuente.

Los policías movilizados hicieron 44 registros en toda Bélgica, en domicilios de dirigentes de clubes, agentes, árbitros, un antiguo abogado, una empresa contable y periodistas, detalló la fiscalía.

FC Brujas, Anderlecht y Standard anunciaron cada uno su intención de “cooperar plenamente” en la investigación llevada por una juez de instrucción de Hasselt, en la provincia de Limburgo.

  • La justicia belga investiga casos de amaños de partidos, lavado de dinero y corrupción privada; las sedes del FC Brujas, Standard Lieja, Anderlecht y Genk fueron cateadas

Comentarios