Pachuca.- Juan José Calero levantó los brazos y el rostro al cielo, todos supieron a quién se dirigía. Acababa de marcar su segundo gol de la noche, el tanto que selló el triunfo de Pachuca 3-0 sobre los Pumas, en partido de la jornada cinco del Torneo Apertura 2016 disputado en un estadio Hidalgo que esta vez no lució sus mejores galas.
La figura de Jonathan Urretaviscaya, con el 10 en su espalda, irrumpió como saeta en medio de los defensores auriazules en tres cuartos de cancha. Hizo un recorte, luego otro, uno más y cedió ante la llegada de José Ramírez en el área. El Avión no lo pensó y disparó. El Pikolín nada pudo hacer para evitar la caída de su marco, 1-0 ganaba Pachuca.
El gol marcaría la tendencia del encuentro. El Rayo Urretaviscaya se paseaba por el campo de los Felinos, que no podían detenerlo. Un centro a Stefan Medina, el defensa anotador de los Tuzos, puso a temblar a la zaga. Pelota rebotada y después Wilson Morelo mandó su remate lejos de la meta.
La Rebel, encuartelada en una esquina del Hidalgo, no dejaba de cantar y beber en una jugada donde Joaquín el Shaggy Martínez cayó al césped después de un ligero contacto con un elemento auriazul, quedó tendido justo abajo de la barra por lo que le llovieron vasos de cerveza. Ninguno lo golpeó.
Otro Goya retumbó en el estadio al arranque de la segunda mitad. Parecía que ello le inyectó ánimos a los universitarios que llegaron al área con peligro cuando Marcelo Alatorre, cayéndose, mandó una diagonal retrasada pero Matías Britos no cerró la pinza.
La respuesta de Diego Alonso vino de inmediato. Hirving Lozano y Erick Gutiérrez, recién desempacados de Juegos Olímpicos, se quitaron las casacas de calentamiento para ingresar al campo. El recibimiento en el Hidalgo para sus dos seleccionados fue abrumador.
Apenas en el primer balón que tocó, Lozano filtró y dejó solo a Morelo, pero el colombiano, que parece haber perdido el gol, no pudo concretar y el Pikolín Palacios salvó a su escuadra del segundo. Fue lo último que hizo Morelo en la cancha; casi enseguida fue sustituido por Juan José Calero.
El hijo del legendario portero Tuzo apenas llevaba un minuto en el campo cuando se estrenó con un gol en primera división. Chucky, desde el centro del campo, envió un servicio al costado izquierdo y Calero vio un resquicio en el poste derecho de la meta auriazul y ahí la puso. Era el 2-0 de los Tuzos al 68.
Herido en su orgullo, Pumas adelantó líneas y algo desordenado buscó descontar, pero fue Pachuca el que mató.
En una noche soñada, Calero consiguió su primer doblete. Otra vez estaba en el lugar y el momento indicado. Lozano sacó disparo que Pikolín rechazó pero ahí estaba el delantero para empujar el balón y marcar el 3-0 al 75.
Un penal parecía que le ponía la cereza al pastel, pero Urretaviscaya, que no cedió dejar el tiro de castigo a Calero, lo cobró mal y Pikolín lo detuvo. No hubo cuarto para Pachuca pero sí triunfo y una semana más está en la parte alta de la tabla, empatado con Tijuana.

Comentarios