Atotonilco de Tula.- La Escuela Superior de Atotonilco de Tula (ESAT), dependiente de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), consumó actividades culturales en el marco de la celebración del Día de Muertos, con el objetivo de preservar las tradiciones y fortalecer la identidad regional y nacional.

El primero de noviembre, la comunidad universitaria de la ESAT llevó a cabo la tercera Caminata al Mictlán, en compañía del museo comunitario Atotonilli y las casas del adulto mayor de Atotonilco y Vito.

El evento inició en la explanada del museo comunitario con un ritual prehispánico encabezado por el director del recinto Moisés López Rodríguez, con la finalidad de que los presentes hicieran una conexión con las raíces y tradiciones mexicanas.

Invitados, madres y padres de familia, funcionarios, personal académico y administrativo, así como la sociedad de alumnos de la ESAT, encabezaron los contingentes rumbo al Mictlán por las avenidas principales del municipio, para posteriormente arribar a las instalaciones de la escuela superior.

Los participantes se caracterizaron bajo las temáticas prehispánica, colonial, barroco, realismo, costumbrismo, romanticismo, neoclásico, nacionalismo mexicano, contemporáneo, moderno, postmoderno, siglo XX y XXI, e incluyeron personajes de cine, teatro, literatura, pintura, escultura, música, danza, entre otros.

La directora del plantel garza Sharon Vargas Zamora resaltó que el éxito de toda actividad realizada en la ESAT es el resultado del empeño, esfuerzo y dedicación de quienes la conforman. Agradeció a invitados, estudiantes y docentes por su participación, y en especial a José Luis Acosta García, coordinador del evento.

La directiva refirió que la actividad ha cumplido año con año con su objetivo: formar de manera integral al estudiantado al inculcar, compartir y transferir las costumbres y tradiciones mexicanas.

Posteriormente, adultos mayores de Atotonilco de Tula presentaron el gallito “Son del Xantolo” y fueron desarrollados performances como “La Llorona” y “La bruja”, realizados por estudiantes de bachillerato, además de los números musicales “La calaca”, “Por un amor”, “Cielo rojo” y “Un poquito loco”, por estudiantes de la escuela superior. Las actividades continuaron con la exposición de un catálogo de chistes sobre la muerte, por los integrantes del taller de poesía del plantel.

Además, estudiantes de los tres programas educativos de la ESAT plasmaron arte en cada decoración, pues adornaron con papel picado, elaboraron tapetes de aserrín con pétalos de flor de muerto, lo que simbolizó la guía que se les deja a los difuntos; también el teatro al aire libre se vio engalanado por una ofrenda prehispánica en forma de pirámide.

Foto tomada por Nancy Fernanda Juárez Mendoza

Comentarios