Escala Norcorea amenazas

145
norcorea

Ciudad de México.- Corea del Norte afirmó ayer que la más reciente prueba de un misil con la que trata de demostrar su capacidad de atacar bases estadunidenses en el pacífico fue una advertencia a Estados Unidos, mientras la comunidad internacional contempla endurecer aún más las sanciones contra Pyongyang.
El régimen norcoreano recrudeció su amenaza sobre las posiciones de Estados Unidos en la región del Pacífico al calificar su ensayo del martes como el primer paso de la operación militar de su Ejército y un preludio significativo para mantener a raya a Guam, a la vez que su líder, Kim Jong Un, llamó a realizar más lanzamientos en la zona.
En respuesta, el presidente estadunidense Donald Trump descartó el diálogo con el régimen norcoreano a través de un mensaje en Twitter. “Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte, y pagándoles dinero de extorsión, durante 25 años. Hablar no es la respuesta!”, escribió el mandatario estadunidense en la red social.
El país asiático lanzó cuatro misiles a aguas cercanas a la isla de Guam, sede de importantes bases militares estadunidenses, en su reciente escalada de tensión con Washington.
El último proyectil lanzado el martes, un misil balístico de medio alcance tipo Hwasong-12, es un movimiento que estaría destinado a dotar de credibilidad sus amenazas sobre la región.

Comentarios