El nuevo titular de la Cámara externó que trabajará para que micro y pequeñas constructoras tengan trabajo y se capaciten

San Agustín Tlaxiaca.- Con 76.7 por ciento de la elección, Luis Miguel Escudero Hernández se impuso a Luis Alfonso Manjarrez Manjarrez como nuevo dirigente de la CMIC, en elección celebrada ayer a puerta cerrada en el Instituto Tecnológico de la Construcción (ITC).

El constructor, quien sumó a su planilla a Iliana López Mariano y Octavio Solís, quienes en su momento aspiraron por separado también por el cargo, logró 486 votos de 633 disponibles.

El resto fueron para su contendiente Manjarrez Manjarrez, quien pese a su experiencia para representar al gremio no alcanzó el objetivo.

De esa forma, en una asamblea que transcurrió en completo orden y respeto, Luis Miguel Escudero se convirtió en el nuevo presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Hidalgo, en sustitución de Carlos Henkel Escorza, quien destacó su gestión por concretar la construcción y operación del ITC.

“El proceso se llevó a cabo de forma respetuosa, todo bien, ambas planillas pusieron de su parte para que la votación fuera llevada a cabo de la mejor manera, no hubo conflicto, todo fue democrático y los empresarios muy respetuosos”, declaró en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el ganador.

Sobre su plan de trabajo al frente del organismo empresarial, Luis Miguel Escudero Hernández aseguró que no descubrirá el hilo negro. Su trabajo, abundó, estará enfocado en que micro y pequeños empresarios tengan trabajo y capacitación para aprovechar la inversión que el gobernador de Hidalgo trae al estado.

“Vamos a entrarle a la obra pública y privada, a concientizar a las empresas de que tenemos que capacitarnos para acceder a más fuentes de empleo”, dijo.

Además, pondrá énfasis en la obra privada, nicho de mercado que actualmente tiene más potencial que la pública, de acuerdo con versiones de su antecesor, con el fin de vincular a sus representados con ese sector.

Detalló que el resultado de la elección demuestra que el gremio puede trabajar en equipo, “Iliana y Octavio están sumados, tienen la camiseta puesta y dimos cuenta de que unidos podemos trabajar más”.

El nuevo líder de los constructores convocó al equipo de Manjarrez a sumarse a su equipo de trabajo, “de hecho, él se me acercó, platicamos y esta semana o la próxima estaremos platicando y sumado, porque eso no es de planillas, sino de todos los agremiados.

“En las semanas de campaña tuvimos oportunidad de conocer a los socios, ellos quieren sentirse parte de la CMIC”, indicó.

Uno de los retos de su gestión, abundó, será posicionar el ITC, responsabilidad que le heredó Carlos Henkel Escorza, “vamos a lograrlo, es un buen edificio que tiene muy buenas carreras y vamos a promover en los estados vecinos para que se logre la meta de lograr los mil 500 lugares (estudiantes) que debe tener para que se sostenga por sí mismo”.

Fue la primera vez en varios años que dos planillas se disputaron la presidencia de la CMIC en un proceso democrático. Normalmente, antes de la votación lograban conciliar una planilla de unidad.

  • La asamblea transcurrió en completo orden y respeto

Comentarios