Si se cuentan los espacios culturales que hay en la capital hidalguense, independientes o no, al final del conteo resulta un número muy bajo. Libre por convicción Independiente de Hidalgo realizó el ejercicio y encontró que en 2017, Pachuca tenía por lo menos 10 centros culturales que ofrecían una cartelera en la que diversas expresiones artísticas convergían. Dos años después, casi la mitad de esos centros cerraron debido a la imposibilidad de pagar permisos solicitados por el gobierno municipal, la falta de públicos y la delincuencia de la que fueron víctimas en diversas ocasiones. Otros más continúan en una “tabla” que han denominado “supervivencia”. ¿Qué solución se puede brindar a esos espacios? ¿Cuál es el papel de los gobiernos municipal y estatal en propiciar su existencia? ¿Qué hay del desarrollo cultural?

Violencia, burocracia y apatía tras bambalinas

En 2017, la oferta cultural ofrecía a los pachuqueños espacios como Ciartes y Sí, Foro Escénico 330, Proyecto CV, Neuroforo, Petit Teatro, Bisagra Teatro, Artiguo Café… entre otros lugares que se fueron sumando con el pasar del tiempo; el propósito principal era, ofrecer eventos culturales de calidad.

En 2018, el cierre de espacios comenzó con Proyecto CV, le siguieron Bisagra Teatro, Artiguo Café y Neuroforo, algunos de ellos tuvieron que cambiar de sede, otros debido a la falta de públicos y los permisos impagables que pide el ayuntamiento para funcionar.

“Nosotros rentábamos el espacio, nos vimos en una situación de ‘chin, ya tenemos que cerrar porque el lugar nos fue solicitado’, entonces el dueño me comentó que lo iba a rentar para algo de comida… el trayecto que nosotros tenemos como centros culturales es bien complejo, te encuentras con un montón de trabas”, explicó Nohemí García, quien dirigía Artiguo Café.

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

Cuestiones de trámites, desde pagar el servicio en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tener en orden los requerimientos de acuerdo con Protección Civil, hasta la afiliación a una Cámara, fueron un largo recorrido que tuvieron que transitar.

“Yo tenía un lugar amplio, y pagar ese trámite (CFE) era complejo, creo que no hay como cierta sensibilidad en la cuestión empresarial; hay que distinguir, porque hay negocios que se rigen por el interés comercial puramente, y nosotros, aunque lo combinábamos, tratábamos de darle el espacio fuerte a la promoción cultural, ellos lo generalizan y es por donde nos van poniendo estas trabajas.”

Artiguo se vio imposibilitado de moverse a otra sede, ya que el dueño del local pidió desalojar el espacio con un mes de anticipación.

“El café era amplio y no encontrábamos las mismas características, entonces fue muy complejo, porque las rentas son muy caras y pues nosotros teníamos que volver a invertir en instalaciones, permisos, todas estas situaciones”, finalizó Nohemí.

Otro centro cultural que también se vio en la necesidad de cerrar fue Elementario, el cual se encontraba ubicado en Jardín Colon, en el Centro de Pachuca, justo a un costado de donde se encontraba Neuroforo; la ola de robos de los que fueron víctimas en innumerables ocasiones y en las que no hubo respuesta por parte de las autoridades municipales o estatales, fue el detonante para bajar el telón.

“Luego de una fugaz vida feliz, Elementario cierra sus puertas en marzo. Desde agosto de 2018 hasta este día (06 de marzo), hemos tenido la grata oportunidad de reunirnos con muchos amigos. Gracias por haber enriquecido Elementario con su presencia, ideas, propuestas y solidaridad”, anunció en redes sociales el equipo de la editorial Elementum.

En febrero pasado, Mayte Romo, directora del centro cultural y de la casa editorial, denunció ante medios de comunicación el robo perpetrado en sus instalaciones, el segundo en menos de tres meses; en esa ocasión, la Policía municipal no detuvo al responsable, aun cuando lo tuvieron de frente mientras se llevaba objetos de valor del espacio.

“En estas condiciones, como un grupo de profesionales dedicados a la industria cultural, no espera nada de la Policía local, nada de la procuraduría de justicia ni de la presidencia municipal, nada de la Secretaría de Cultura, esperamos muy poco del mercado consumidor de libros y de la comunidad cultural”, dijo en meses pasados la directora, que aunque continúa con la editorial, en la calle Rafael Vega Sánchez, número 113, segundo piso, en la colonia Periodistas de Pachuca, el centro cultural tuvo que cerrar sus puertas.

Asimismo, dijo en entrevista que después de las seis semanas de huelga que sostuvo el sindicato capitalino, el gobierno local puede reivindicarse ofreciendo un apoyo a centros culturales en seguridad o en logística, para evitar que sigan cerrando.

En relación al centro Neuroforo, Enrique Olmos de Ita, fundador del espacio, aseveró que después de tres robos, el equipo ya no tenía ganas ni equipamiento para poder ofrecer condiciones dignas a los grupos que se presentaban.

“Pachuca es una ciudad que tiene una cercanía con la Ciudad de México, que hace que la clase media alta que tiene vida cultural prefiera trasladarse a la Ciudad de México, por un lado; por otro, es una ciudad muy conflictiva en términos urbanísticos, la gran mayoría está en la zona metropolitana, en los municipios anexos y pues las obras de teatro se llevan en el Centro de Pachuca.”

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

Sobre algunas posibles soluciones, refirió que se debe legislar desde varias aristas, desde el cabildo municipal, por ejemplo, donde no existe una tipología de actividades culturales.

“Los permisos son exhaustivos y no existe en el gobierno municipal un interés por la vía cultural, y menos aún por el centro histórico; y a nivel estatal nos hace falta generar una ley estatal de cultura que esté sustentada en la realidad, no sirve que tengamos la mejor ley de mecenazgo o cualquier otra ley de inversión a los bienes y servicios culturales si no tenemos recurso.”

En ese sentido, denunció que ni la federación ni el gobierno del estado han querido invertir en la cultura; el dramaturgo ve además un gran interés de la población de otros municipios para recibir actividades culturales con los brazos abiertos.

“Ahora Neurodrama ya no está en Pachuca, está en Apan, y desde ahí estamos trabajando, nos acaban de dar México en Escena otra vez y nos vamos a dedicar a hacer teatro comunitario, indígena, trabajar fuera de los espacios hegemónicos.”

Aunque la legislatura anterior había propuesto la ley de mecenazgo, esta se quedó en “el congelador”; los promotores culturales consideran que reformas a la ley son necesarias para poder hacer más en ese ámbito; aseguran que no ha habido alguien que tome cartas en el asunto y que haga algo al respecto.

Enrique Olmos de Ita, fundador de Neuroforo, denunció que ni la federación ni el gobierno del estado han querido invertir en la cultura; el dramaturgo ve además un gran interés de la población de otros municipios para recibir actividades culturales con los brazos abiertos

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

La supervivencia por amor al arte

Del otro lado, están aquellos espacios culturales que “sobreviven” pese a cuestiones como la renovación de permisos, poca audiencia en obras y la delincuencia.

Y Sí, Centro Intercultural de las Artes, ubicado en Casa Encantada, número 106, en calle Mariano Jiménez, en pleno primer cuadro de la ciudad, es uno de esos centros que lucha contra corriente.

“Se juntan todos estos factores. Nosotros hicimos cuentas desde que abrimos como cafetería, hemos perdido en robos más de 25 mil pesos, nos han robado equipo, celulares hasta ajedrez, vajillas… sí hemos denunciado y han agarrado a uno, pero como no es el robo de 20 mil pesos en el momento, no procede a más”, comentó Ana Liedo, productora de Ciartes y Sí y quien atiende el local de Casa Encantada.

Otro factor con el que lidia es la inseguridad, que hace que muchas personas no acudan al lugar, pues aunque ahí opera el parquímetro, se han registrado robos de autopartes y objetos al interior de vehículos.

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

“Luego el tema de los permisos es bien complejo, llega enero y júntate para el predial, el permiso del subsuelo, la licencia de funcionamiento, es una lana que no tenemos así de rápido. La inseguridad sí es algo que se tiene que ir trabajando con las autoridades a fuerza; y también con este tema de cómo pueden facilitar con el tema de reducción en permisos y en cuotas.”

Ana aseguró que habría un gran beneficio de lograrse esa reducción, pues se estaría hablando de una ciudad que aporta a la cultura; en relación al público, enfatizó que si se llenaran los eventos, sería mucho más fácil pagar los requerimientos.

En ese aspecto, fue cuestionada sobre cómo le hacen para poder solventar esos gastos pese a la falta de recaudación.

“Yo llevo mucho sin cobrar, me da para comer y ya, somos como dos o tres personas que no estamos cobrando”, aseveró Liedo.

Una ayuda extra han sido las becas y apoyos a proyectos culturales, pero como compañía de teatro primero hay un proyecto grande, luego no hay nada.

“Es que hay proyectos que parecen mucho, por ejemplo, metimos un proyecto por 300 mil y nos dieron 167 mil 300, la gente ve eso y dice ‘ah, todo ese dinero’, pero realmente está muy etiquetado, entonces las Reinas Chulas cobran 45 mil, pagando a todos nos quedan 20 para operar y pagar funciones, es un trabajal.

“Tienes que buscar, nuestro número mayor son 30 funciones de Magdalena, aun así con lo recaudado no alcanza, creo que no es un buen momento para hacer teatro en Pachuca y no conozco a nadie que diga ‘sí, yo vivo del teatro y bien’, tienes que tener diversificación, los proyectos sí suman, pero, ¿por cuánto tiempo?.”

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

Espacios que continúan generando cultura

  • Ciartes y Sí
  • Foro Escénico 330
  • Petit Teatro
  • Foro DobleNueve
  • Sala Siqueiros
  • Cafebrería el Andén

El actuar de las autoridades

Sobre el tema, este diario entrevistó al secretario de Cultura Olaf Hernández Sánchez sobre qué está haciendo la dependencia para impulsar esos espacios que trabajan en pro del desarrollo cultural.

“La verdad es que sí hay cuando menos dos casos que sí conozco como muy cercanamente que fue el tema del Neuroforo, que tuvo ahí como tres robos consecutivos y el caso de Mayte, con Elementum, que tuvo dos o tres casos seguidos, ese fue el factor que supe, le impactó demasiado, eso es lamentable”, expresó el funcionario.

Pidió que en materia de seguridad las instancias estatales como municipales atiendan la necesidad de algunos espacios de mayor seguridad, porque la falta de ello condiciona su viabilidad.

Agregó que las condiciones y el ambiente cultural no son del todo positivas para ese tipo de iniciativas, ya que hay una necesidad de seguir construyendo la sensibilidad con la ciudadanía para que las actividades culturales tengan un impacto en el público.

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

“Yo lo que creo es que hay que seguir trabajando con ellos para que en lo posible podamos generarles condiciones; me parece que hay dos puntos importantes: uno, que sigan capacitándose en áreas que no necesariamente saben, como la administración, la parte legal, mercadeo y creo que es fundamental que sí hagamos esa alianza, porque luego nos ven como competencia, o como lejanos, como si estuviéramos aparte o un ente que los rivaliza, y eso está muy errado.”

En ese sentido, puntualizó que con los espacios independientes no han podido generar un acuerdo para ayudarles en que requieren, como que las autoridades, ya sean estatales o municipales, ofrezcan seguridad o alguna otra cuestión.

“Nos quieren aplicar la normativa como la aplican a cualquier negocio y estos no son cualquier negocio, son establecimientos que ofrecen un servicio cultural que tiene una rentabilidad en beneficio social”, agregó el titular, quien además dijo que en el estado el gobernador impulsa acciones como la estrategia de las cámaras de vigilancia.

Asimismo, espera reunirse de nuevo con titulares de espacios culturales para que la secretaría pueda ser intermediaria en el asunto del pago de permisos y licencias con los ayuntamientos.

“Lo hicimos en su momento con Neuroforo y la verdad es que solo así, dialogando con la presidencia municipal, se logró que les otorgaran los permisos; de manera particular pueden acercarse y nosotros les ayudamos, tal vez eso les falta, como esa confianza de acercarse; y de otra manera, creo que de esta reunión podemos generar un convenio más amplio con la presidencia municipal, para que también entiendan. Nosotros ofrecemos esta parte con los espacios culturales.”

Al respecto, Mayte Romo respondió que están muy interesados en que se vuelva efectivo ese ofrecimiento de apoyo, ya que a pesar del stand by del centro cultural Elementario, ya tienen proyectos en puerta.

“Estaría padre que nos prestara algún espacio cultural de la secretaría, vamos a tomarle la palabra, porque tenemos planes ambiciosos.”

En tanto, la presidenta de la comisión de cultura en el Congreso del estado Corina Martínez García subió hace unas semanas al pleno la situación del cierre de espacios culturales, destacando el caso de Elementario y el impacto que la inseguridad ha traído a ese sector.

“De esta manera, se perdieron dos proyectos culturales en beneficio de la zona centro de Pachuca”, dijo la legisladora y propuso que desde el Congreso se exhorte a la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo para que en coordinación con la municipal establezcan estrategias y protocolos de seguridad y prevención de delito en la zona centro de Pachuca.

SUPERVIVENCIA Y AMOR,Espacios CULTURALES

Comentarios