De España a México, mi experiencia en la UAEH

1841
uaeh
Lo que más me apasiona de México es su gente

uaehISABEL NÚÑEZ BUENO
Master de psicopedagogía-Maestría en ciencias de la educación
Universidad de Valladolid, España

¿Qué es lo que más te gusta de México? Es la pregunta clave que todo mexicano me ha hecho al escuchar mi acento, el cual les resulta muy jocoso.
La respuesta la tuve clara a las pocas semanas de iniciar esta aventura, hace ya cuatro meses y medio. Lo que más me apasiona de México es su gente, son personas amables, empáticas, solidarias, cálidas, familiares; y nunca faltan expresiones como: “Mi casa, tu casa”, “mi hija”, entre otras. Otra cosa brillante, y una cualidad, es su doble sentido en las palabras, que es único y está presente en toda plática.
Seguidamente, siempre argumento que su cultura. Es tanta la diversidad, que no deja de sorprenderte, siempre empapada de tradiciones y comida. Su espíritu festivo que siempre está rodeado de su música de banda, mariachis, huapango y de bailes, todos con sus increíbles trajes tradicionales.
Pude vivir el Día de Muertos en la Sierra y montar un altar, preparar dulce de calabaza, frutas de horno y champurrado. Disfruté del Grito rodeada de banderas, hondeadas por la gente de manera orgullosa.
Asistí a un evento único como son los 15 años, así como a una boda y una confirmación, y sí, soy experta en el “Payaso de rodeo” y pude disfrutar de la “Víbora de la mar”.
Subí dos veces la pirámide del Sol y conocí la cultura tolteca con los Atlantes de Tula. Me inundó el fervor de la gente cuando fui a la Villa de Guadalupe y me emocioné al entrar al Templo Mayor.
Fui a la playa, me empapé de cultura en el Cervantino, y debo confesar que me enamoré de Malinalco.
Pude ser una mexicana más en una charreada y grité todo y más de lo que contiene El chingonario en las luchas libres de la Arena México.
Padecí “la venganza de Moctezuma”, pero no impidió que probase de todo, desde chapulines hasta todas sus vertientes de tacos, sus infinitos panes, su deliciosa barbacoa, y todo un descubrimiento para mí: sus nopales, tunas y mis queridas alegrías (amaranto).
Todo ello rodeado de color, de colonias pintorescas, pueblos mágicos, fauna y flora que te deja sin aliento; y reafirmo lo que la mayoría de la gente dice cuando vienen a este país: México enamora.
A nivel académico me ha supuesto un gran reto y, a su vez, un enriquecimiento intelectual, gracias al apoyo de mis profesores y compañeros (grandes amigos) que me han prestado en todo momento una ayuda incondicional. Rodeada de congresos, cursos y ponencias, que han favorecido mi formación continua.
Pero todo eso no hubiera sido posible sin el apoyo del servicio de relaciones internacionales de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), siempre atento a todas nuestras necesidades, dudas e incertidumbres. En mi caso, mi agradecimiento a Freddy Gallegos por su apoyo, dedicación, cariño y amistad. No me cabe duda que es un estupendo profesional, pero como persona es increíble.
Gracias a todas las personas que han pasado estos meses por mi vida, porque todos habéis dejado un pedacito de México dentro de mí.
A esos amigos que se han convertido en familia.
A esas familias que me han hecho tener padres y madres adoptivos.
A los que me habéis hecho reír y enfadar.
A los que me apoyasteis en mis momentos de “bajón”.
A los que me llevasteis de viaje, me tocasteis la guitarra y me regalasteis flores.
Gracias, de verdad, por hacer esta etapa la más maravillosa de mi vida.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios