Tulancingo.- Concluyó en su totalidad la construcción y equipamiento de los hospitales generales de Metztitlán y Zimapán, sin embargo, continúa pendiente el presupuesto para la nómina de ambos espacios, confirmó el titular de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) Marco Antonio Escamilla Acosta.

El funcionario estatal indicó que es importante conocer el monto destinado a ese rubro, pues con ello determinarán cuántos trabajadores podrán contratar en cada nosocomio y, a su vez, saber el alcance que tendrá la atención a usuarios.

La construcción del hospital general de Zimapán inició en 2008 y meses después comenzó la edificación del de Metztitlán; en su momento, autoridades manifestaron que las instalaciones de ambos espacios serían entregadas y puestas en operación en no más de dos años.

No obstante, ha pasado más de una década del inicio de las obras y aunque, de acuerdo con Escamilla Acosta, todo está listo para la operación de ambos nosocomios, están a la espera de conocer el presupuesto que la federación otorgará para el pago de nómina.

“Esperamos que en breve la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) nos dé a conocer el presupuesto con el que se cuenta al respecto y con ello podamos iniciar las contrataciones, hacer las pruebas de funcionamiento y arrancar entonces con el servicio al público en ambos nosocomios”, declaró el titular de la SSH.

A inicios de este año, el portal de observación de recursos indicaba que para el hospital general de Zimapán fueron aprobados 157 millones 533 mil 182 pesos desde 2013, incluidas todas las fuentes de financiamiento; en el último ejercicio fiscal de 2018 habrían utilizado 35 millones.

Mientras que el hospital de Metztitlán contó con una inversión total de 285 millones 731 mil 260 pesos de 2014 a la fecha, como lo informó Libre por convicción Independiente de Hidalgo en su edición del pasado primero de marzo.

Comentarios