Esperan continuidad en programas sociales federales

209
programas sociales federales

Tulancingo.- El titular de la Secretaría Municipal de Desarrollo Humano y Social de Tulancingo Rodrigo Fragoso Marroquín consideró necesario que la nueva administración federal dé continuidad a los programas para atención a la población vulnerable, así como específica, como en el caso de menores de edad, madres solteras y personas adultas mayores.

Al respecto, puntualizó que el presente sexenio, cuya administración concluye el 30 de noviembre, generó una buena cantidad de programas y acciones para sectores vulnerables específicos a los cuales dijo hay que darles continuidad.

“La pobreza, las necesidades no se terminan, es por eso que esperamos que la nueva administración federal dé seguimiento a esos y otros temas de desarrollo social”, dijo el titular de Desarrollo Humano y Social municipal al referir que la alcaldía de Tulancingo colaborará en todo lo que se le requiera tal como ha ocurrido anteriormente.

En ese sentido, puso como ejemplo el Programa de comedores comunitarios, con los que se ha buscado erradicar la pobreza alimentaria, pues con un costo mínimo los beneficiarios tienen acceso a una comida completa.

“No son programas totalmente paternalistas, como en este caso, que tienen un costo mínimo, y que alivian parte de las necesidades de la población que así lo requiere.”

Respecto a la atención de adultos mayores, Rodrigo Fragoso aseveró que deben seguir existiendo programas para ese sector, así como espacios como la casa del adulto mayor, cuyo trabajo debe continuar.

Otro sector que el secretario municipal de Desarrollo Humano y Social consideró necesario para atención permanente son los jóvenes, para atenderlos, dijo, en su salud emocional y sexual con el objetivo de evitar embarazos no deseados, así como padecimientos emocionales que dificulten su desarrollo.

De lo anterior, el entrevistado consideró que haría falta dar a conocer de forma más profunda la información para que la población pueda acceder a esos y otros servicios y apoyos, para que sean aprovechados completamente.

Finalmente, consideró que más que pensar en desaparecer programas sociales debe estudiarse si realmente estos han respondido a las necesidades de la población, por lo que en todo caso podrían realizarse las modificaciones necesarias para que sean factibles en su práctica.

Comentarios