Pachuca.- Las penas para los responsables de realizar ataques con ácido a mujeres deberían endurecerse incluso más allá de los 20 años de prisión, consideró la diputada federal Lidia García Anaya.

En entrevista con este diario, al ser cuestionada sobre el tema la legisladora morenista dijo que son muy lamentables ese tipo de ataques y recordó que la petición de las víctimas es endurecer las penas y tener acceso a indemnización, pues las lesiones son de por vida.

En ese sentido, a principios de mes, legisladores federales de todos los partidos anunciaron modificaciones a la ley para catalogar como delito las lesiones contra mujeres en razón de género cometidas con ácido o sustancias corrosivas, mismas que tendrían penas de hasta 20 años de cárcel.

García Anaya coincidió con la iniciativa y comentó que debería aumentarse un poco más la pena de hasta 20 años de prisión; además, recordó que la propuesta sería trabajada desde el actual periodo legislativo y tendría cauce en el siguiente ordinario.

De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), los ataques con ácido y otras sustancias abrasivas a mujeres son agresiones con una alta carga simbólica que marcan a las víctimas de por vida.

Comentarios