Establece federación reactivar planta tratadora

1167
planta
dePese a que el estudio tiene etiquetados poco más de 30 millones, no hay avance

Este año debe cumplirse la meta para continuar con el proyecto en Atotonilco de Tula

Pachuca.-

En el rubro del medio ambiente y recursos naturales, la federación estableció que este año debe cumplirse la meta para continuar con la planta tratadora de aguas residuales de Atotonilco de Tula, uno de los objetivos es construir un sector agropecuario y pesquero productivo que garantice la seguridad alimentaria del país, no obstante todo está en pausa.
El estudio para determinar la capacidad productiva de los distritos de riego 03 de Tula y 100 de Alfajayucan por la puesta en marcha de la planta tratadora de agua PTAR Atotonilco, que lleva a cabo la Comisión Nacional del Agua (Conagua), tiene como objetivo medir los beneficios del líquido para incentivar la mejora del ambiente y la producción agrícola del Valle del Mezquital.

El proyecto busca apoyar la producción y el ingreso de los campesinos, pequeños productores agropecuarios y pesqueros de las zonas rurales más pobres para generar alternativas que se incorporen a la economía de forma más productiva.
Pese a que el estudio tiene etiquetados poco más de 30 millones, no hay avance ya que el estado de la planta aún está en revisión, luego de que quedó en pausa por el gobierno municipal.

“Entre las medidas implementadas para mejorar las condiciones de vida y el entorno de la región, está la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales Atotonilco (PTAR), la cual se espera que induzca cambios positivos en todos los sentidos y las actividades agrícolas de la región no serán la excepción, por lo que desde el punto de vista agronómico es indispensable evaluar los siguientes aspectos: variación de la concentración de elementos que pueden ser no beneficiosos y que conforman la aguas residuales antes, durante y después de la puesta en marcha de la PTAR, además de la variación del aporte de nutrientes en el agua de riego, durante y después de la puesta en marcha de la PTAR”, cita la ficha del proyecto.

La planta tratadora de aguas residuales de Atotonilco de Tula es una de las apuestas más importantes en Latinoamérica para el cuidado ambiental, sin embargo, razones políticas la tienen en pausa desde 2012, cuando debió entrar en funcionamiento.
Hasta el momento todos los proyectos se mantienen en rezago, el horizonte de entrada del proyecto agronómico también se mantiene detenido, el plazo es hasta 2018.

Comentarios