Estallan combates entre Armenia y Azerbaiyán

325
Armenia

Ereván.- Azerbaiyán “declaró la guerra”, afirmó el primer ministro de Armenia Nikol Pachinian en un discurso sobre combates en la región separatista Nagorno Karabaj difundido por la televisión.

Además, el funcionario advirtió contra el riesgo de una “guerra de envergadura” que podría tener “consecuencias imprevisibles” y extenderse.

Armenia y Azerbaiyán son limítrofes en la región del Cáucaso, ubicada entre los mares Caspio y Negro. Pertenecieron a la desaparecida unión soviética, que se fragmentó en 1991. Los beligerantes informaron víctimas militares y civiles.

En un clima muy tenso, el presidente de Azerbaiyán Ilham Aliev dijo que su ejército asestó “golpes devastadores” al enemigo y prometió “vencer” en estos combates. A su vez, Armenia declaró la movilización general y la ley marcial, y su primer ministro Nikol Pashinian llamó a “estar preparados para defender la patria” y también aseguró: “Vamos a vencer”.

Nagorno Karabaj es una región secesionista de Azerbaiyán, de mayoría armenia y que cuenta con el apoyo de Ereván. A principios de 1990, fue escenario de un conflicto que dejó 30 mil muertos.

Desde entonces, las autoridades azeríes quieren retomar su control, aunque sea a la fuerza. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

Las potencias Un conflicto mayor entre Armenia y Azerbaiyán podría generar la intervención de potencias rivales en la región, como Rusia y Turquía.

Un portavoz del Ministerio de Defensa azerí anunció que el Ejército de su país había conquistado ayer seis pueblos bajo control armenio en los combates en Nagorno Karabaj.

Por su parte, Rusia pidió el cese de las hostilidades en Nagorno Karabaj, e instó a las partes “a un inmediato alto el fuego y a entablar negociaciones para estabilizar la situación”. Ambos bandos se acusan mutuamente de haber iniciado acciones bélicas.

La Unión Europea (UE) y Francia también exhortaron un alto el fuego.

El turco Recep Tayyip Erdogan, aliado tradicional de Azerbaiyán, renovó su apoyo a esa nación en conversación telefónica con su homólogo azerí.

Viejo conflicto Esos dos territorios ya se enfrentaron en su frontera norte en julio en los combates más graves desde 2016, y que hicieron temer la desestabilización de la región. Entonces, Rusia, Estados Unidos y la UE pidieron a los rivales que pusieran fin al conflicto mientras que Turquía brindó su pleno apoyo a Bakú.

Comentarios