Pachuca.-En su adolescencia, trascurrida en su natal Ixmiquilpan, mucho antes de aceptar el que considera el trabajo de su vida, el de secretario de Desarrollo Económico de la actual administración Luis Romo Cruz caminaba a casa luego de culminar su jornada de estudios en la secundaria técnica.
Ese día, a su paso por los portales del centro del municipio considerado el corazón del Valle del Mezquital, un mensaje transmitido en Radio Mezquital llamó su atención mientras caminaba entre los puestos de fayuca.
Era la voz del entonces presidente de la Republica, Carlos Salinas de Gortari, quien en cadena nacional llamaba a los mexicanos a apretarse el cinturón ante la complicada situación por la que atravesaba el país. Era uno de los tantos pactos de solidaridad y crecimiento económico anunciados en un momento considerado de crisis para la nación.
El hecho lo llevó a una reflexión: ¿Por qué somos pobres?, fue ahí cuando le surgió esa interrogante que 20 años después como estudiante de la maestría en políticas públicas en la Universidad de Harvard lo llevó a plantear como tema de tesis la creación de una agenda de desarrollo económico para Hidalgo.
En su momento, el estudiante dedicado, nerd, como él se define, buscó la respuesta en los libros de la biblioteca pública de Ixmiquilpan y fue entonces cuando tomó una decisión: estudiar economía.
“Empecé a hacer una serie de referencia y una de esas referencias eran las ciencias económicas, que tratan de buscar una respuesta a estos fenómenos y entonces la siguiente palabra que busqué fue economía, me encontré con una ciencia, lindísima que conciliaba las matemáticas, las ciencias sociales y buscaba dar respuesta a esos problemas, tanto a la pobreza como a la riqueza, Adam Smith, y mil cosas; entonces cuando vi eso dije: quiero estudiar economía, con eso te cuento un poquito de porqué estudié economía y porqué estoy aquí”, explicó.
El Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) fue en donde estudió economía, para posteriormente realizar un diplomado en econometría avanzada. “Estudié economía en el ITAM en la Ciudad de México, empecé a estudiar en el Tecnológico de Monterrey pero la verdad es que no me gustó la visión que tenía, que era muy buena pero muy enfocada en las empresas y mi vocación siempre tuvo que ver con las políticas públicas para el desarrollo de la población”, dijo.
Luego, el hoy secretario dio el primer paso de su carrera en la administración pública al trabajar en el Banco de México (Banxico), en aquel entonces bajo la dirección de Agustín Carstens, como becario de la dirección de investigación económica.
“Pasa el tiempo y me invitan a trabajar en la Secretaría de Hacienda en la coordinación de asesores del secretario, ahí estuve año y pedacito, luego se fue el subsecretario de Hacienda que era coordinador de asesores, el entonces secretario José Ángel Gurria, un par de meses me voy como asesor de él y de repente tuvo lugar el cambio de gobierno y llega Agustín Carstens (que conocí en Banxico) como subsecretario de Hacienda, y me dijo ‘quédate a trabajar conmigo’ y así lo hice.”
Aquella, recuerda, fue una época donde tuvo oportunidad de compartir experiencias y aprender de personajes como José Antonio Gonzales Anaya, ahora titular de Telmex; José Antonio Meade, ahora secretario de Hacienda; Guillermo Babatz, quien fue presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como Raúl Martínez Ostos, que era su jefe, y ahora es director de México Barkelys, uno de los bancos de inversión más grandes del Reino Unido y Andrés Conessa, ahora director de Aeroméxico.
Todos ellos, dijo, en aquel tiempo formaron parte del equipo de Carstens, hoy gobernador del Banco de México, cargo que dejará en julio de este año para ocupar la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales (BIS).
“Después me fui a estudiar a Inglaterra economía internacional y regresé con temas de econometría y política económica y después de ahí me invitaron a trabajar en el Ministerio de Educación de Reino Unido, haciendo econometría, eso que había dicho antes, estadísticas y de ahí decidí hacer solicitud de admisión para irme a Estados Unidos y terminé estudiando políticas públicas en Harvard, todo muy enfocado a los temas de desarrollo económico y política económica.”
Luego regresó a México a trabajar al Seguro popular. Así, de 2008 a 2009 fue director de planeación y comunicación de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS). Previamente, laboró como asesor del subsecretario de Hacienda y Crédito Público, director de proyectos especiales en la misma dependencia y estadístico en el Learning and Skills Council en Reino Unido.
De 2009 a 2013 fungió como jefe de la unidad de planeación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), teniendo bajo su responsabilidad la del diseño de la estrategia y planeación general del periodo 2009-2012, en materia operativa, financiera y de servicio.
En 2013 publicó el libro La influenza mexicana y la pandemia que viene, que narra el proceso que vivió el IMSS para la atención de la pandemia del virus AH1N1 (hasta entonces desconocido), destacando las limitación del sistema de salud y las lecciones aprendidas para responder a futuras pandemias. Cuenta también con diversas publicaciones en materia de estrategia y ha colaborado en diversos proyectos en materia de integridad y transparencia.
A su vez, en coordinación con la OECD, durante dicho periodo fue responsable de la implementación de medidas innovadoras en el IMSS en materia de reducción de combate a la colusión, eficiencia del gasto e integridad.
Su último encargo, antes de aceptar la invitación del gobernador Omar Fayad Meneses para ser parte de su gabinete, fue el de director de planeación, evaluación y vinculación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.
Ahí fue responsable de la planeación estratégica requerida para el desarrollo del nuevo aeropuerto, de realizar la evaluación de la misma y de dar seguimiento de las acciones a desarrollarse en cada una de las etapas del proyecto para facilitar el desarrollo institucional; así como facilitar la coordinación y vinculación de las diversas áreas del GACM y otros actores involucrados.
En ese puesto se mantuvo desde septiembre de 2014 hasta septiembre de 2016. Fue en ese encargo donde tuvo la oportunidad de estrechar su relación con Omar Fayad, quien en su papel de entonces senador de la República, tenía un amplio interés en mantenerse al tanto de ese proyecto.
En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el secretario, uno de los más populares del actual gobierno, compartió sobre su experiencia.

¿Cómo fue tu experiencia en Harvard?

“En Harvard encuentras personas brillantes y no tan solo de cuestiones académicas, son personas muy completas. Yo creo que si uno quisiera describir el perfil de quienes van a Havard, son personas muy, pero muy dedicadas, porque el hecho de ser un genio no te garantiza que te vaya bien en la escuela, tienes que ser muy, muy dedicado.
“A veces te dejaban tareas en donde físicamente era imposible terminar, porque aunque sea una oración y tenías que resolver un problema, implicaba, horas, horas y horas de trabajo arrastrar el lápiz.
“Otra característica es que las personas tienen muy claro lo que quieren hacer, y quizá la otra es que son muy humildes, la mayoría es muy humilde en el sentido que cuando estás rodeado de personas con ese nivel de conocimientos académicos y de intelectualidad, pues tienes que reconocer que te equivocas y ese es el principio de la ciencia, preguntarte qué está mal.”

¿En qué año fue eso?

“En 2008, terminé la maestría en 2008 y ahí el tema fue de cómo me regresó a México.”

¿De ahí a qué regresaste?

“Regresé al Seguro popular, y ahí el tema fue la historia de cómo me regreso a México, porque antes de graduarme yo tenía dos ofertas laborales, una para irme a hacer cosas de economía y crecimiento económico en Canadá y otra para irme a Estados Unidos a una consultoría. Yo había hecho mi servicio en la coordinación de asesores de la presidencia y pues ahí conocí a mucha gente, mucha gente ya me conocía de antes y en aquel entonces estaban buscando a un director general de planeación y fui a platicar con él y me dijo: ‘Necesito que me ayudes a meter orden al Seguro popular’, porque en ese entonces el Seguro popular tenía pocos años, venía de salir de un escándalo de credencializaciones de corrupción, estaba dando dinero a los estados y no había nada de servicio, estaba afiliando a personas.
“Entonces me invitó para ponerle orden, estructurar las cosas a que hubiera una buena producción del servicio, que se optimizara el gasto. Yo lo empecé a escuchar y le dije: ‘Es que el tema de salud no es mi tema’.
“Yo vuelo de Boston a México, tengo una entrevista, la tengo un viernes y ese viernes en la tarde decido venir a ver a mi familia, aquí en Ixmiquilpan y entonces cuando hablo con mi mamá me contó que el padrastro de mi padre estaba muy enfermo.”
Las complicaciones por las que pasó para ser atendido lo llevaron a buscar al otro día al titular del Seguro popular, Daniel Cárdenas para aceptar su oferta.
“Le dije, ¿sabes qué? Este no es mi tema, pero creo que realmente en el Seguro popular hay mucho por hacer, acabo de vivir estas cosas en carne propia y la verdad que es una vergüenza que estén afiliando a gente, que no les den los servicios, esto no puede pasar, entonces, nada más pediría dos cosas, la primera déjame hacer mi trabajo y la segunda déjame hacer mi equipo.
“Así es como decidí unirme al Seguro popular y luego me tocaron cosas buenas y muy interesantes, hicimos bastantes cosas buenas por la institución y luego de ahí él (Daniel Cárdenas) se va como titular del IMSS y me invita a irme como jefe de la unidad de planeación a nivel nacional.”

¿En qué momento el gobernador te invitó a integrarte al gabinete? ¿Cómo fue que empezó la amistad?

“Pues empezó a ser más cercano el trato cuando estábamos en el tema del nuevo aeropuerto y su interés sobre la obra de infraestructura y después el senador se fue a campaña. Gana como candidato y ahí volvemos a retomar la relación, comienza a consultarme varios temas y yo comienzo a generar documentos para él y pues prácticamente, menos de 24 horas antes del anuncio (del gabinete), me acuerdo que me había dicho ‘oye José Luis por favor dame tus comentarios a estos documentos’.
“Como soy académicamente responsable, me metí, los revisé bien, era un documento muy completo y ya lo tenía listo y me acuerdo que le dije: ‘Gobernador ya tengo listos todos los documentos’, ‘sí, sí, no te preocupes, luego los vemos’. Y entonces me habla poquito más de 24 horas antes, a lo mucho 48 horas antes.”

¿Del anuncio del gabinete?

“Sí, me hablaron poco antes del anuncio del gabinete y me dijeron ‘te quiere ver el gobernador’; va a ser para ver los documentos, me llevo todos los documentos y ya.
“Y en ese momento me dice ‘oye José Luis, ya hemos platicado mucho de estos temas, ya nos conocemos de varias cosas y quisiera que te vinieras como secretario de Desarrollo Económico’ la verdad lo pensé dos nanosegundos y le dije por supuesto que sí.
“Él (Omar Fayad) conocía todo mi interés y ganas de hacer cosas por el estado y por eso te conté la historia de la secundaria porque cuando me preguntan si estoy contento con mi trabajo, no te diré que estoy contento, yo te diré que estoy fascinado. Este es el trabajo de mi vida. Y pues así fue.”

Y bueno, ¿no pensaste nada la decisión? ¿Por qué?

“Pues mira es una cuestión de vocación, pero también es una vocación de compromiso con el gobernador y la razón es muy sencilla, hay pocos perfiles como el del gobernador.
“Olvídate a nivel estatal o a nivel nacional. Y la verdad es que la evidencia es muy clara, ustedes véanlo en campaña, véanlo ahorita en acción, véanlo en el ritmo de trabajo, vean la cercanía con la gente, véanle en cuanto a las iniciativas que quizá ningún otro gobernador se hubiera atrevido a hacer.”

¿Cuál consideras que son los puntos fuertes del gobernador?

“Quizás sean tres objetivos, el primero es que es un político visionario, más bien es un gobernante visionario, en segundo lugar el tema de la honestidad, valores y sencillez y la verdad es que yo he sido sumamente crítico en el actuar público y cuando lo vi desde el Senado.
“Políticos de relumbrón yo he conocido muchísimos, pero si recordamos al gobernador en su toma de protesta enfocó su primera acción en materia de desarrollo económico, fue simplificación de trámites y combate a la corrupción.
“Y ustedes ya vieron que estamos en el lugar número 29 en el lugar para abrir una empresa. Oaxaca está en el 27, ¿cómo es posible que Oaxaca con los maestros, con todos los problemas, la falta de comunicación y nosotros con la cercanía a la Ciudad de México, sea más difícil abrir una empresa en Hidalgo que en Oaxaca?, eso es inaceptable.”

¿Qué te gusta hacer?

“Fíjate que todo mundo me dice, ‘es que para los trabajos tan estresantes que has tenido es para que ya te hubieras super traqueteado’, pero la verdad es que yo me divierto un montón aquí, mi equipo, no me va a dejar mentir, yo creo que tengo una gran fortuna de nunca haber pedido un trabajo, y la gran fortuna de que los trabajos en lo que he estado es lo que me gusta hacer. Entonces cuando llevas una vida alegre y feliz no tienes porque acabarte.
“Yo creo que tu mismo cuerpo te dice soy feliz, quiero vivir más, entonces igual y es lo que me ha pasado, aunque duermo poquito y soy bien workaholic y ando de arriba para abajo. Me gusta mucho escribir, me gusta mucho leer, desafortunadamente ya no he escrito tanto como antes, por ejemplo, antes hacía cosas de investigación que me gustaban mucho.
“La otra vez estaba platicando con Viridiana Ríos, que ahora es articulista ahí en el Excélsior, de un documento de investigación que hice criticando al Banco Mundial. Es muy amiga mía.
“Me gusta la música, siempre estoy escuchando música clásica pero me gusta todo tipo de música. Hace años que no toco, pero me encantaba antes tocar la guitarra. Me encanta la comida, siempre que ando de viaje en cualquier lugar del mundo, busco las cosas que come la gente de ahí y la verdad es que yo lo veo como una experiencia de vida.
“A uno le pregunta a la gente, ¿oye cuánto estarías dispuesto a pagar por tener una sensación que jamás hayan tenido en tu vida? Y la gente lo piensa, está dispuesta a dar mucho por una cosa que nunca han experimentado en su vida, pero se nos olvida por ejemplo una comida, pero la comida es una cosa tan sencilla porque hay frutas, sabores, mezclas, que cuando tú lo pruebas dices: ¡Wow¡, nunca había experimentado este sabor y son cosas que te marcan. Por eso para mí la manera más fácil es la comida.”

¿Y de música que prefieres?

“Pues de todo, de todo, me gusta mucho la música clásica, me gusta mucho la ópera, pero escucho de todo, la salsa es una obra de arte en cuanto a la concepción de la música, la música mexicana, las rancheras, el pop, de todo. La verdad es que para mí la música tiene más que ver con el estado anímico que con una concepción teórica o intelectual.”

“Empecé a hacer una serie de referencias y una de esas referencias eran las ciencias económicas, que tratan de buscar una respuesta a estos fenómenos y entonces la siguiente palabra que busqué fue economía, me encontré con una ciencia, lindísima que conciliaba las matemáticas, las ciencias sociales y buscaba dar respuesta a esos problemas, tanto a la pobreza como a la riqueza, Adam Smith, y mil cosas”

Sobre el secretario

  • José Luis Romo Cruz
    tiene 40 años, cuenta con maestría en políticas públicas dictada en la Universidad de Harvard y en política económica cursada en la Universidad de Warwick en Reino Unido
  • Obtuvo la licenciatura
    en economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios especializados de econometría por la misma institución
  • Toda su familia
    es hidalguense, su papá es originario de Chilcuautla del barrio Santa Ana Batha y su mamá es de Ixmiquilpan, del barrio Cruz Blanca, donde hacen las jaulas de carrizo
  • Nació en Ixmiquilpan,
    en donde estudió primaria y secundaria; de ahí salió a estudiar la preparatoria
    a Querétaro y después la universidad en el ITAM
  • Orgulloso señala
    que es producto de las becas y llama a los jóvenes a seguir ese camino y
    contribuir al desarrollo de Hidalgo

Comentarios