IRÍA FERRARI
Pachuca.- Toda mujer lo sabe: los pezones son una de las zonas más erógenas de nuestro cuerpo y, sin embargo, a veces nos olvidamos (o se olvidan) de ellos. Simplemente piensa en cuando te autoerotizas: pocas veces te preocupas por estimular tus senos, ¿cierto? Podrás conocer diversas técnicas de masturbación femenina, pero todas se concentran en el área genital, dejando el tronco superior del cuerpo completamente olvidado.

Así que, con la intención de que recuperes el interés por tus pezones y que disfrutes más de todas las sensaciones placenteras que te pueden brindar, te presentamos los estimuladores de pezones. Lo increíble de esos juguetitos es que los puedes usar tanto sola (en tus sesiones de autoerotismo) como en pareja; incluso puedes ponérselos a tu pareja, pues recuerda que el pezón también es una de las zonas erógenas masculinas.

Existen diferentes versiones y funciones de ese juguete, pero la mayoría suelen ser pequeños y usan baterías. En México, aún no se da mucho su uso, por lo que quizá no los encuentres fácilmente en sex shops físicas, pero sí en Internet. Ahora te explicaremos brevemente en qué consisten las principales versiones del estimulador de pezones.

Masajeadores

Esos suelen tener la forma de dos copas de brasier y traer alguna textura interna (piquitos o bolitas) para intensificar las sensaciones; al encenderlos, sentirás una estimulación leve que no llega a convertirse en vibración franca, por lo que si tus pezones son muy sensibles, esos son para ti.

Vibradores

Vienen generalmente en un tamaño más pequeño y traen una bala vibradora incluida; los colocas y los enciendes para sentir una vibración que puede variar en intensidad y en patrón (más o menos como los vibradores genitales tradicionales). Te aconsejamos que empieces con el nivel más bajo, para que no pierdas sensibilidad en la zona y recibas una vibración muy satisfactoria.

Succionador y vibrador

Y para las más atrevidas, para aquellas que coquetean con el BDSM o que disfrutan de pequeñas dosis de dolor, están los estimuladores que succionan el pezón al tiempo que vibran. Esos traen una bombita incluida (como las que miden la presión) para que tú o tu pareja la presionen hasta llegar al nivel de succión deseado. La succión concentrará la sangre en el pezón, por lo que se volverá mucho más sensible a las vibraciones posteriores.

¿Qué dices? ¿Te animas a probar uno de esos juguetes sexuales?
¡Atrévete!

  • Visita
    Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios