“Nunca una noche ha vencido al amanecer,
y nunca un problema ha vencido a la esperanza”
Bern Williams

La producción cultural en todas sus manifestaciones se ve amenazada por los cortes presupuestales a las diferentes instituciones encomendadas para ese fin, sumado a que la iniciativa de Ley de Mecenazgo que plantea la diputada Simey Olvera, en coordinación con diferentes grupos artísticos, continúa detenida en la comisión de legislación y puntos constitucionales del Congreso de Hidalgo.
Paulo Mercado, titular de la dirección de fomento a las industrias creativas de la SC, explicó que el objetivo de la Ley de Mecenazgo en Jalisco es “regular el mecenazgo destinado a incentivar la participación en el financiamiento de proyectos culturales, así como el de la convocatoria es el establecimiento de los mecanismos a efecto de que quienes aporten recursos para el desarrollo de proyectos culturales puedan beneficiarse del estímulo fiscal al impuesto sobre nómina a su cargo”.

Una vez aprobado el proyecto, se realizará un convenio entre particulares en el que participan el mecenas y el beneficiario. El mecenas podrá entregar un máximo de 620 mil pesos a uno o varios proyectos y creadores. Y la suma de aportaciones de todos los mecenas no deberá superar los 6 millones de pesos.
Finalmente, si el proyecto concluye satisfactoriamente se levantará el acta de conclusión de proyecto para que el mecenas solicite el beneficio de la ley, mediante la condonación del impuesto sobre nómina por 60 por ciento de la aportación total.

Los jaliscienses apostaron al desarrollo de ese sector desde hace algunos años. La Ley de Mecenazgo es una realidad; actores empresariales y comunidad artística ya se ven beneficiados, contrario a nosotros que a pesar de tener cuatro pueblos mágicos y una importante dinámica en el consumo cultural que propicia, en zonas como Huasca, el primer pueblo mágico de nuestro país denominado así en 2001, tiene un amplio rezago en la capacitación y producción de eventos artísticos de buen nivel, reduciéndose solamente a las tradiciones del lugar y las vocaciones turísticas que han generado una importante industria en ese sector, dejando de lado otras posibilidades que podrían convertirse en políticas públicas si es que existiera la voluntad de los diferentes actores para realizarla.

Otros estímulos existentes en materia de beneficios fiscales los tenemos en:
Efiartes. Es un estímulo fiscal para los contribuyentes del impuesto sobre la renta que otorga el artículo 190 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, con el fin de apoyar a los proyectos de inversión en la producción teatral nacional; de artes visuales; danza y música en los campos específicos de dirección de orquesta, ejecución instrumental y vocal de la música de concierto y jazz.

A través de Efiartes, los contribuyentes que aporten a proyectos de inversión en la producción teatral nacional; de artes visuales; danza; música en los campos específicos de dirección de orquesta, ejecución instrumental y vocal de la música de concierto y jazz, autorizados por el comité interinstitucional pueden obtener un crédito fiscal, equivalente al monto de su aportación, aplicable contra el impuesto sobre la renta del ejercicio en el que se determine el crédito.
Efiteatro es un estímulo fiscal para los contribuyentes del impuesto sobre la renta que otorga el artículo 226 bis de la Ley del Impuesto sobre la Renta, con el fin de apoyar a los proyectos de inversión en la producción teatral nacional.

Los contribuyentes que aporten a proyectos de inversión en la producción teatral nacional en México a través de Efiteatro, y que estén autorizados por el comité interinstitucional de dicho estímulo, pueden obtener un crédito fiscal, equivalente al monto de su aportación, aplicable contra el impuesto sobre la renta del ejercicio en el que se determine el crédito o poder aplicarlo en los 10 ejercicios siguientes, hasta agotarlo.
Eficine 189 es un estímulo fiscal para los contribuyentes, está establecido en el artículo 189 de la Ley del Impuesto sobre la Renta con el fin de apoyar la producción o postproducción de largometrajes de ficción, animación y documental; así como la distribución de películas.

En Eficine, los contribuyentes que aporten recursos en efectivo a proyectos cinematográficos en México pueden obtener un crédito fiscal, equivalente al monto de su aportación, para ejercerlo contra el impuesto sobre la renta que generen en a partir del ejercicio en el que se determine dicho crédito.
¿Ya tienes lista tu producción?

FB: El séptimo Estado

Comentarios