A toda capillita le llega su fiestecita, dice el refrán popular. Y a la pandilla de Atracomulco ya le llegó. En mala hora el imperio pone a prueba su orfandad, ambición e impericia. Los obliga, por las mismas apariencias internacionales, usted sabe, a tomar una actitud frente a esa maquinaria del totalitarismo y del desprecio a la humanidad que es el racismo estadunidense en boga.
Están obligados a responder, como Dios les dé a entender ¡gulp! Tienen que adoptar un concepto que desafortunadamente no conocen: la estrategia. Una palabra muy pesada, apta para el manejo de conocedores del oficio de la política, que definitivamente no es lo suyo. Confunden peras y manzanas, lo demuestran a cada gesto, a fuerza de boletines, en cada foto oficial de triunfadores. En todo lo que se puede comprar con dinero.
No es necesario haber acudido a la reunión secreta en Los Pinos para darse cuenta a leguas de que el presidentito Vi(rey)garay marcó la línea editorial y comunicativa a seguir para mandarle el mensaje a Trump de que el llamado canciller es el más obediente del aparato, el manejable, el sumiso a modo. El diseñado para ser investido en 2018. Un fraude integral a la dignidad, a la esperanza y el buen gusto de los mexicanos.

Impávidos, observan
la feroz cacería de paisanos

El resultado sigue siendo el mismo. El toluquismo atiza las expectativas de la población diciendo que “ahora sí van por todo”. Ellos son los representantes eximios y de antemano vencidos, de los totaleros. Los que se montan al cuaco para definir soluciones integrales al comercio, la migración, la seguridad, a definir una nueva agenda que solo existe en sus desvalijados cerebros. Ese tren ya se les fue.
Para ellos no ha pasado nada. Impávidos, observan desde el tendido de sombra, la feroz cacería de paisanos, las vejaciones, las deportaciones masivas, el esquilmo a sus dineros, el ultraje mundial de la amenaza del muro, la descalificación de los firmantes del TLC, la amenaza a las empresas gabachas que inviertan en México. Para el presidentito Vi(rey)garay, esas no son ofensas para el país, sino señales de amigos empoderados.
No conocen las fuerzas potenciales y cinéticas de la economía mexicana en Estados Unidos. Vamos, ni siquiera les interesa. Ellos solo se ajustan a la voz del amo. Han sido creados para obedecer al poderoso de turno, aunque no sepan de qué se trata el agravio. ¡Mientras lo cumplan al pie de la letra, mejor: los intereses del pueblo que esperen!

Que hay que esperar
a ver qué quiere Trump

Pero, otra vez, pésimos. Quieren definir una estrategia, a base de “aguantar vara”, porque el mismo Vi(rey)garay sigue diciendo que hay que esperar a ver qué quiere Trump. Y luego sabrán qué contestar, qué piensan los mexicanos sobre las agresiones belicistas de un errático y desquiciado que está cansado de amenazarnos y deturparnos.
No les basta a los de Zacazonapan con todos los improperios al país y las acciones ejecutivas que han sido manufacturadas para afectar al más débil de sus enemigos, al que no tiene ni equipamiento, ni programa, ni gobierno aceptado y obedecido que pueda convocar a un frente común, porque entre ellos, al interior de su círculo de poder, están devastados. No existe un gobierno, es una pandilla de truhanes habilitados.

Todas las decisiones
son del aprendiz de canciller

Los gabachos tienen muy claro que el llamado gobierno colaboracionista, en la desgracia de apoyo popular, se reduce a la voluntad de uno solo, el hígado Vi(rey)garay, un personaje fuera de tono, de época, de gesticulación, bastante descremado para ser mínimamente creíble. Pero el que se ha adueñado del mando, apanicando y sojuzgando a su valet Peñita. Los gabachos saben que todas las inversiones extranjeras han sido reventadas por sus empresas, por la falta de base social de quienes tienen sus residencias en Metepec.
Saben que todas las decisiones son del llamado canciller, el que todavía parece estar aprendiendo. Todas las posiciones importantes de la administración mexicana están en su poder. Ahí ha puesto y habilitado a sus recomendados y favoritos, desde ahí le “reportan” todos. Las posiciones jurídicas del aparato, en judicaturas, órganos electorales, tribunales y comisiones se las dejó a Humberto Castillejos Cervantes, porque también es de los suyos.

Vi(rey)garay, el hombre de EU en Los Pinos

‎No hay un peñista químicamente puro. El aparato es de uno solo, aceptado y obedecido por el presidentito de facto. No es cierto que haya equipo gubernamental, ni consenso en las decisiones, pues estás son solo de él, y así, lo saben los gabachos, el entreguismo está asegurado. Comprando a uno, tienen a los demás. Así no puede haber estrategia. Son cuentos de atolondrados.
La estrategia, esa invitada inoportuna de la historia, no puede existir. El que la diseña, la aprueba y la ejecuta es Vi(rey)garay, su hombre en Los Pinos. Si cree que nos convencen sus paniaguados editoriales, está nuevamente equivocado. Nadie se traga las aldabas de que se puede hacer una estrategia, cuando todas las naves ya han sido entregadas desde el primer round de la pelea. La estrategia supone pasos, ruta crítica, idea del objetivo común.

Han dejado un país entregado al desenfreno vil

El sentido común indica que, cuando no se ha deslindado la ética de la política, nadie puede diseñar una estrategia de gobierno. Ante la ambición de lo mal habido, la sevicia y la rapiña, han dejado un país entregado al desenfreno vil y rastacuero. Enconado y pulverizado como nunca antes.‎ Los sabios florentinos de la política lo dijeron hace más de 600 años.
Cuando el Canciller de Hierro, Otto von Bismarck, el vencedor de Napoleón, recuperó el concepto de la estrategia florentina de Maquiavelo para reunificar el imperio prusiano‎, lo hizo a base de una idea global, geopolítica, de alianzas inteligentes, de previsión de conflictos, de gran unidad nacional. Hizo de la estrategia un arte. Incorporando a todos, iguales y desiguales. Pero los toluquitas ¿qué proponen, aparte de colaboracionismo y rendición incondicional? ¿Qué es para ellos un gobierno, aparte de la indignidad del robo y el prevaricato?

En el mundo se habla de la gran crisis humanitaria mexicana

Los comentaristas financieros salen de la reunión a cantar loas a la batalla contra el dólar, cuando todos sabemos que eso no es producto de nosotros, sino de la pérdida de la confianza mundial a un irresponsable xenófobo que está empeñado en destruir las bases de su país, poniendo a salvo sus criminales resoluciones despóticas.
Los analistas políticos defienden la chuleta saliendo a decir que no se recibirán deportados de otras nacionalidades. Si en todo el mundo se habla de la gran crisis humanitaria mexicana, ¿por dónde van a salir?‎ ¿Piensan que Vi(rey)garay puede construir el muro de nopal contra esas migraciones?¿O es la rendición incondicional de la falta de programa, de la ausencia de ideas, de algo que ya sabían y no lo previeron en su momento?
¿Qué podemos esperar los mexicanos de una reunión a puerta cerrada con Rex Tillerson, secretario de Estado, que acaba de dejar el mando de la petrolera Exxon, la misma que fue beneficiada por Pemex para colmar a él y a sus testaferros criollos con todos los contratos leoninos de la perforación en aguas profundas? Si van por moche$, ya los dieron. ‎El sultán Lozoyita, Vi(rey)garay y Peña Nieto fueron los beneficiados.

Ley de Seguridad Nacional, al servicio del Pentágono

¿O de los acuerdos a los que se pueda llegar en bien del país con John Kelly, el secretario del Interior, que somete todo el concepto de seguridad a la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional, al servicio del Pentágono? El antiterrorismo como bandera, la sumisión incondicional como condición primigenia.
En el caso de que pudiera lograrse algún acuerdo, todos ya sabemos que va a ser un simple borrador sujeto a la decisión del rarito terrorista Steven Bannon, el jefe de cerebros de Trump. Educado en las cavernas financieras del devastador banco de bancos, el Goldman Sachs. Para quienes los intereses multimillonarios están por encima de cualquier patria.

Tolucopachucracia, hecha para el olvido y la vergüenza

No puede, de ninguna manera, pensar una estrategia en el 15 asalto, un boxeador groggy que ha sido apaleado en los primeros catorce asaltos. Es una mentira, como las que se han confeccionado para efectuar todos los atracos en despoblado que los peñanietistas han asestado a la población en casi cinco años inútiles. Útiles, eso sí, solo para el olvido y la vergüenza.
Menos, cuando se trata de tomar decisiones que peguen en la línea de flotación de los intereses de los burócratas estadunidenses, tan comprometidos con las empresas con múltiples inversiones y exportaciones a nuestro país. Para los toluquitas eso es un terreno que no alcanzan a comprender, ellos fueron diseñados para las comisiones ilegales, para los abusos, para la depredación institucionalizada.

Ganar tiempo, alargar la agonía, su “estrategia”

‎La mentada estrategia de los anexionistas mexiquenses, es ganar tiempo, a base de declaraciones, de palabras falsas, que no obedecen a ninguna postura seria de defensa de la soberanía e independencia nacionales. Alargar la agonía, hasta que lleguen los batacazos, y con suerte, para entonces ya se fueron, dejando al mando formal del timón de esta Barca de Guaymas al aborrecido Vi(rey)garay. ¿Podrá permitirlo la conciencia popular?
¿O usted qué hubiera hecho?, pregunta Peñita…
Índice Flamígero. Seguramente usted ya sabe que el Vaticano, más precisamente el papa Francisco y su secretario de Estado Pietro Parolin, le negaron el beneplácito a Daniel Goñi Díaz, expresidente de la Cruz Roja Mexicana y amigo cercanísimo de Enrique Peña Nieto, para que fungiera como embajador de México ante la Santa Sede. Así, la sede diplomática mexicana se mantiene vacante desde que el queretano Mariano Palacios Alcocer la abandonó inopinadamente, tras hacerse público un escándalo marital que cimbró las columnatas de Bernini. Goñi Díaz es también notario público en el Estado de México y ha estado involucrado en litigios de valiosos terrenos. El argumento para la negativa papal borda en torno a la conocida “moral distraída” de Goñi, aunque los expertos en las relaciones Iglesia-Estado también apuntan que pudo haber influido su cercanía con el controvertido Juan Armando Hinojosa Cantú, quien funge como prestanombres de la Constructora Presidencial Higa, y quien fuera quien se lo propusiera a EPN para el cargo diplomático que sigue vacante… ¡porque en Los Pinos propusieron ahora a Jaime del Arenal! –maestro de Peñita en la Universidad Panamericana y “director de tesis” (la del plagio)–, actual embajador en Ecuador. De plano no entienden que no entienden. + + + Mis sinceras condolencias a los deudos de Gustavo Carvajal Moreno. + + + Por cierto, el delegado de Vi(rey)garay en el CEN del PRI Enrique Ochoa Reza no solo se parece a Clavillazo, también a Tony Aguilar en “una de vaqueros”: ante la falta de ideas propias y, claro, de estrategia, se “monta” hasta en las de los opositores. La más reciente es ir ¡contra el propio PRI!, al demandar a la decorativa Fepade que investigue al tricolor de Javier Duarte por supuestos financiamientos a Morena. + + + Y al respecto, don Alfredo Álvarez Barrón comenta que “el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, rechazó debatir con el gobernador de Veracruz, el panista Miguel Ángel Yunes Linares, porque, aseguró, ‘corro el riesgo de perder la cartera’…” Y El Poeta del Nopal redondea:

Otro debate fallido,
con un pretexto cualquiera:
capaz que si me descuido
¡me roba hasta la cartera!

www.indicepolitico.com
[email protected]
@pacorodriguez

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorESZi, sede de la Olimpiada Hidalguense de Matemáticas
Artículo siguienteAspirantes a funcionarios
Columnista político desde 1977. Comentarista radiofónico y de televisión. Publica su columna “Índice político” en 47 medios de comunicación de la República mexicana y tres de Estados Unidos. Apunta con el Índice, pero también propone.