Pachuca, Hgo.- Linda Rosa Manzanilla, arqueóloga de la UNAM desentraña los aspectos de las sociedades del antiguo Teotihuacán a través de una metodología que incluye varias disciplinas de la ciencia.

En la conferencia “Metodología interdisciplinaria para el estudio de un barrio teotihuacano” la investigadora aborda el proceso iniciado en 1997 en los barrios de Teopancazco y Xalla donde, desde la arqueología, hasta el estudio del ADN de los restos encontrados indican cómo vivían las personas que habitaron esta ciudad.

Asimismo, en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) perteneciente a la máxima casa de estudios de Hidalgo, mostró resultados de las investigaciones en las que convergen disciplinas como la biología, la física y la química, demostrando que en su investigación no sólo se ocupó las ciencias sociales, sino que fue un trabajo multidisciplinario.

Más información en la edición impresa de mañana.

Comentarios