Una opción de la que poco se habla en estos tiempos de encarecimiento de las gasolinas es la de los combustibles alternativos. No se escucha, por ejemplo, hablar de la opción del combustible con base en etanol y gasolina, que resulta hasta 2 pesos más barato (cuesta 13.80 pesos por litro) que la tipo Magna (15.99 pesos por litro), que es la más barata en el mercado mexicano. Ayer este diario entrevistó a Víctor Manuel López, gerente de la empresa Oxiflex, que se dedica a la distribución de combustible con base en etanol en nuestro estado. El empresario resaltó las bondades del combustible, no solamente por su menor precio, sino porque resulta más potente y amigable con el ambiente. En esta época, en la que el precio de la gasolina está en proceso de ser liberado y sujeto a las leyes de la oferta y la demanda, el uso de combustibles alternativos debe ser observado como una opción no solo común, sino necesaria. Nuestro país vive un proceso de liberación económica desde la década de 1980 que ha sido, en algunos casos traumático. Es el caso de la gasolina, que este año será liberada de modo que por primera vez los consumidores pagaremos su precio real. Por tal razón, es imperante que los consumidores conozcamos todas las opciones que ahora el mercado nos ofrece. Si los legisladores aprobaron la reforma energética, que propició el conocido gasolinazo, entonces también es menester que el gobierno mexicano dé a conocer qué otras opciones tenemos en el mercado. Como si se tratase de un propedéutico para los consumidores. Esto hablaría de un gobierno que también piensa en sus ciudadanos. De filón. El Movimiento Pacífico 5 de Enero, que nació tras el enfrentamiento entre policías e inconformes durante las protestas de principio de año en Ixmiquilpan por el gasolinazo, y que dejó un saldo de dos jóvenes muertos, llegó a un acuerdo con el gobierno estatal. Se trata de cinco compromisos que incluyen la construcción de un monumento a los dos jóvenes caídos durante la protesta, un proyecto de asistencia turística y la compra de una ambulancia para la Cruz Roja. A cambio, el movimiento se comprometió a “atenuar” el conflicto provocado por el gasolinazo. El problema es que se anticipa un nuevo incremento en los combustibles para mañana sábado 4 de febrero. ¿Soportarán sus cinco compromisos esta nueva coyuntura?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios