Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Ocasionalmente hay coincidencias casi unánimes, si acaso absolutas y necesarias, como proteger e incentivar la educación superior y evitar la deserción escolar en todos los niveles, porque nos proporciona una mejor comprensión e imagen del mundo y al mismo tiempo impulsa a generar un mejor programa de vida.
En efecto, Gabriela Mistral, quien con aguda perspicacia mencionó: “La universidad donde quiera que exista debe construir una institución de calidad pura. Porque a la larga se respeta lo respetable y se acaba por amar aquello que presta buen servicio”.
De ahí la importancia de sumar voluntades y proteger la universidad, así como propiciar la erradicación de la deserción escolar. Por otro lado, quizá las necesidades en las universidades de provincia son diferentes, por lo que requieren estrategias innovadoras y diferentes a las utilizadas desde hace unas décadas, porque uno se pregunta ¿por qué la política educativa no ha tenido los efectos deseados? Todo esto apunta a que la acción prioritaria de la política educativa mexicana debe ser la formación de recursos humanos y debe fortalecerse la propuesta para el desarrollo de la educación superior en provincia, porque es preferible por sus resultados sociales concretos.
Por otro lado, en lo referente a la formación de recursos humanos existen diversos avatares particularmente en países de Latinoamérica a pesar de que paulatinamente las mujeres han logrado acceso a la educación, pero en otros aspectos como en la remuneración económica el porcentaje es desigual. Por ello el objetivo de la gran mayoría de países que aspiran a un verdadero desarrollo es proporcionar oportunidades a las jefas de familia, por ejemplo, en el ámbito económico, para que se genere un impacto real y efectivo en áreas como reducción de la pobreza y la violencia doméstica, además de mejorar la salud de madres e hijos. Por eso reviste gran relevancia la entrega de becas por las instancias que otorgan apoyos federales y estatales, además del notable apoyo otorgado por el Patronato Universitario, que coadyuva a que muchos estudiantes puedan continuar con sus estudios que de otra forma se verían truncados. En efecto, el presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Gerardo Sosa Castelán entregó becas a jefas de familia con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), quien brinda recursos a instituciones de alta calidad que entregan resultados, como la UAEH. Además, el presidente del Patronato otorgó becas del programa Servicio social comunitario del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve). Ambas instituciones trabajan en sinergia para permitir a los egresados de la máxima casa de estudios del estado no solo ser empleados, sino que además, bajo los distintos esquemas de programas que maneja, incentivar en lo posible para que desarrollen proyectos para convertirse en empleadores.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios