Exalcalde del PRI desvió millones en obras

126

Ciudad de México.-
El exalcalde priista de Tecate, Baja California, César Moreno González pidió un crédito de 160 millones de pesos aprobados por el Congreso local en 2015, terminó su cargo (2013-2016) y, hasta el momento, los tecatenses no son beneficiarios de las supuestas obras públicas que implementaría con ese dinero público. En el municipio ubicado en la frontera norte del país, los policías municipales enfrentaron dificultades para recibir el aguinaldo; el servicio de la basura pasa cada tres o cuatro semanas, y corren el riesgo de que la cervecera Heineken absorba su agua potable como ya se apoderó de sus manantiales, aseguró Antonio Juárez, integrante del colectivo Tecate en Pie de Lucha.

Desde junio de 2017, Moreno González tiene una denuncia penal de tres ciudadanos por desvío de dinero, coalición de servidores públicos, abuso de autoridad y enriquecimiento ilícito ante la Procuraduría de Justicia de Baja California. El exedil intentó ser Senador plurinominal, pero el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no lo seleccionó en la lista.

Sin fuero, ha acomodado las piezas para que lo protejan tanto el Congreso estatal, pese a ser de mayoría panista, y su sucesora, la priista Nereida Fuentes, quien entonces como parte de la comisión de Hacienda del Congreso estatal le autorizó el crédito millonario el 9 de diciembre de 2015, afirmó el ciudadano tecatense, entrevistado por sin embargo.

“No tenemos dinero, pero tampoco se sigue a quien nos lo quitó”, dijo Juárez sobre su municipio declarado Pueblo Mágico a finales de 2012. “Están gastando en cosas tan vanas y absurdas. La alcaldesa (priista Nereida Fuentes González) le está dando prioridades a las fiestas y eventos donde regala despensas. Cada fin de semana se despilfarra el dinero”, dijo.

La protección

En un inicio, el crédito autorizado por el Congreso estatal estaba programado para 29 obras, entre infraestructura y mantenimiento. Pero a través de la comisión de Hacienda del ayuntamiento el regidor Víctor González reetiquetó el dinero, lo cual prohíbe la ley, y le sumó más de 100 obras a través del dictamen 273. De acuerdo con la Auditoría Superior de Baja California, algunas ya estaban hechas con dinero federal, otras se empezaron pero no se acabaron y otras no existen. El órgano fiscalizador estatal también expuso que el dinero se reestructuró para pagar la deuda pública, pero no se saldó. El capital para las pavimentaciones, además, se fue a transferencias bancarias.

Un gimnasio público de box, por ejemplo, existe, pero se dijo que con casi 7 millones de pesos se iba a poner un muro de contención en la parte de atrás y una malla ciclónica. Hasta el momento, aparte de que está lleno de basura, no cuenta con la malla ni el muro. Calles seleccionadas para pavimentación siguen con baches.

Por ser una parte dinero federal, los tecatenses buscan poner una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) y por ahora tienen ante la procuraduría estatal contra el exalcalde, César Moreno.

Daniel de León, exsíndico y exsecretario particular de César Moreno, es ahora el titular de la dirección de procesos parlamentarios del Congreso, por lo que es quien debe convocar a las juntas de fiscalización y gasto público, pero “no entrega información”. La página de transparencia tampoco les entrega ningún dato: el jefe de la unidad de transparencia Abel Rivera era regidor en la gestión del exedil priista.

Comentarios