Los días 6, 7 y 8 de diciembre, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) llevará a cabo el examen de selección para estudiantes que desean ingresar a la institución en los niveles de bachillerato, licenciatura y posgrado. Este proceso se realiza en la UAEH dos veces al año y constituye uno de los principales factores que permiten a la máxima casa de estudios de la entidad mantener su prestigio e incrementar su calidad hacia el futuro.
Para comprender la relevancia de este evento es importante señalar que en México existen diferentes prácticas por medio de las cuales los estudiantes son admitidos para matricularse en las instituciones de educación media superior y superior.
Por una parte, existen instituciones que desarrollan internamente sus propios exámenes y procesos de admisión, con independencia de lo que sucede en el resto de las escuelas preparatorias y universidades. Dentro de éstas destaca la Universidad Nacional Autónoma de México, que durante muchos años ha desarrollado y perfeccionado su sistema de admisión, otorgando credibilidad al proceso con su propio prestigio, adquirido durante casi 90 años de autonomía. Aunque en éste y en otros casos el sistema de examen de selección independiente funciona adecuadamente, en muchas instituciones de menor tamaño y antigüedad presenta problemas, pues no siempre se cuenta con la capacidad institucional para desarrollar adecuadamente el propio examen, con reactivos que permitan efectivamente evaluar la calidad de los aspirantes. Asimismo, el sistema limita las posibilidades de comparar a la institución con otras similares en el ámbito nacional.
El otro sistema, que nuestra UAEH utiliza muy exitosamente, consiste en aplicar un examen estandarizado, que no es desarrollado por la propia universidad, sino por un organismo externo especializado, totalmente independiente de la institución y que se dedica exclusivamente a impartir, evaluar y certificar la calidad de los procesos en las instituciones educativas. Los dos organismos más prestigiosos que operan con esta finalidad en México son el College Board, que es una filial del examen de admisión que aplican las universidades estadunidenses, y el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, AC (Ceneval), que ha desarrollado un proceso que considera específicamente las características de los estudiantes de nuestro país.
En la UAEH utilizamos el sistema desarrollado por el Ceneval. Al respecto, es importante destacar que la aplicación de este sistema permite a nuestra universidad una serie de ventajas que contribuyen a engrandecer su calidad como institución. Por una parte, la aplicación del examen de Ceneval garantiza la transparencia del proceso de admisión, pues los funcionarios de la UAEH actúan como meros espectadores y vigilantes del proceso, pero los exámenes son desarrollados, distribuidos y calificados electrónicamente por el Ceneval y es el propio centro quien determina quienes de los aspirantes cuentan con los conocimientos y habilidades necesarias para ingresar a la máxima casa de estudios, en cada programa y licenciatura. Los funcionarios universitarios no influyen ni pueden influir en el proceso.
Asimismo, el examen de Ceneval permite a la UAEH compararse efectivamente con todas las demás instituciones que aplican el mismo examen, indicándonos fortalezas y áreas de oportunidad para que la universidad siga en su brillante trayectoria, posicionándose como una de las ocho mejores universidades del país, según el Times Higher Education Ranking.
Finalmente, este proceso permite, entre otras cosas, evaluar el contexto social de los aplicantes para apoyar a los estudiantes admitidos con actividades que les permitan subsanar posibles deficiencias de origen y enfocar e incrementar sus habilidades en los primeros semestres de su vida universitaria.

[email protected]

Comentarios