Pachuca

La Semana Santa está próxima a llegar, un periodo de siete días que, según el calendario civil, empieza el lunes y termina el domingo, mientras para el calendario litúrgico inicia el domingo y termina el sábado.
Para comenzar con la celebración cultural, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Hidalgo, exhibió por noveno año consecutivo el Altar de Dolores.
Esta tradición mexicana es desarrollada desde el siglo XVI por las órdenes mendicantes encargadas de la evangelización de los indígenas mesoamericanos, aunque es de origen europeo.
El altar del exconvento de San Francisco consta de una alfombra de aserrín de tres colores: azul, blanco y morado; papel picado con colores brillantes (plata y oro), velas y ofrendas de aguas frescas. Sobresale el color morado en los mantos que cubren a la virgen. También esferas de cristal, vitroleros con agua coloreada de anilina, así como a lo que llaman “agua amarga” que va sin azúcar, y representa el sufrimiento de María por la muerte de su hijo.
El INAH Hidalgo realizará la exposición temporal en otros exconventos como el San Andrés Apóstol en Epazoyucan y San Nicolás de Tolentino en Actopan, con el fin de difundir este casi extinto legado colonial.
Al terminar la inauguración, se llevó a cabo una degustación de nieve, que igualmente es representativa del altar, como el agua.

Dato

También será llevado a otros lugares de Hidalgo, como los exconventos San Andrés Apóstol en Epazoyucan y San Nicolás de Tolentino en Actopan

Comentarios