Exhiben a involucrado en caso Odebrecht

86
Odebrecht

HÉCTOR GUTIÉRREZ /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Santiago Nieto Castillo, titular de la Fepade, ventiló que una figura involucrada en el caso Odebrecht le pidió, a través de una carta, que saliera públicamente a declarar su inocencia.
Aunque el fiscal no dio nombres, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) investiga desde agosto si los presuntos sobornos que recibió Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, fueron utilizados para financiar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.
“Tengo un caso, que es muy famoso, de una empresa brasileña, donde una de las personas involucradas en el proceso me envía una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quien es su mamá, en dónde estudió, nunca entendí esa parte”, acusó Nieto Castillo.
“Creo que esta carta refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública, la autoridad se tiene que disculpar’, esto es lo que me parecía particularmente grave.”
Reforma publicó en agosto que, durante las campañas electorales de 2012, la constructora brasileña transfirió 3 millones 140 mil dólares a una empresa establecida en Islas Vírgenes ligada a Lozoya Austin, entonces coordinador de vinculación internacional en la campaña de Peña e hijo de Emilio Lozoya Thalmann, exdirector del ISSSTE.
En un foro realizado en la UNAM con motivo del 40 aniversario de la reforma electoral de 1977, Nieto Castillo reiteró que es peligroso que se elimine el financiamiento público a los partidos políticos, pues ello implicaría regularizar el dinero ilegal que reciben.
“La corrupción empieza con los delitos electorales, es decir, empieza con el financiamiento ilícito a las campañas electorales”, apuntó.
El consejero Ciro Murayama, presidente de la comisión de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), sostuvo que la reforma del 77 permitió mayores condiciones de equidad en las contiendas electorales y una transición democrática.
Criticó, por eso, las propuestas presentadas recientemente orientadas a eliminar las prerrogativas de las fuerzas políticas.
“En democracia se vale decir disparates, afortunadamente hay candados para evitar esos disparates”, ironizó.
Aunque recriminó los elevados fondos que reciben los partidos, la investigadora María Amparo Casar planteó que no debe eliminarse el financiamiento público.
Pidió que tras las elecciones de 2018 haya una nueva reforma electoral elaborada por especialistas y sin la participación de los partidos políticos.
Agregó que la unidad técnica de fiscalización debe constituirse como un órgano independiente del INE.

Comentarios