Exhiben explotación de jornaleros

313
jornaleros

DIANA BAPTISTA /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Redes de reclutamiento en el país enganchan a jornaleros agrícolas de comunidades indígenas para explotarlos laboralmente, denunció la Red Nacional de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas.
Esas redes son encabezadas por el priista hidalguense Margarito Monterrubio y operan en las huastecas hidalguense, potosina y veracruzana, indicó Jesús Carmona, integrante de la red nacional de jornaleros.
También hay redes en Guerrero, Chiapas y Oaxaca, las cuales se aprovechan de la figura de los mayordomos para ganarse la confianza de los jornaleros de comunidades indígenas, agregó Margarita Nemecio, activista de la red nacional de jornaleros.
“Una vez en el campo, reportan que no hay servicios básicos, hay hacinamiento, están mezclados hombres y mujeres en una misma área, solo enfermos de gravedad pueden salir”, describió Carmona.
Los jornaleros reportaron que fueron llevados a los campos bajo promesas falsas y que, una vez ahí, se les prohibió salir de los campos, no recibieron salario y trabajaron hasta más de 10 horas al día.
Los activistas presentaron 26 casos de explotación laboral y abusos en Sonora, Baja California, Chihuahua, Michoacán, Quintana Roo, Querétaro, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Morelos, Sinaloa, Zacatecas y Jalisco.
Los testimonios muestran que los trabajadores, que viajan con sus familias, reciben agua sucia para tomar, no tienen acceso a atención médica, trabajan sin equipo de protección y deben pagar hasta 350 pesos por comida, aunque ganan entre 70 y 90 pesos diarios.
Además, reciben amenazas de muerte de los contratistas y son llevados a entidades distintas de donde originalmente les prometen.
Los activistas denunciaron que, en su tránsito por el país a bordo de vehículos particulares o autobuses, los jornaleros son acosados y extorsionados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías judiciales.
Explicaron que los abusos no se denuncian por miedo, ignorancia sobre sus derechos y sobre las instituciones en las que pueden denunciar violaciones.

Comentarios