Exige CCC intervención del gobierno estatal en pleito ejidal

340
pleito

Pachuca.-

El gobierno estatal debe garantizar la paz social en la comunidad de San Miguel, en Tasquillo, y castigar a los responsables de balear a dos ejidatarios, denunció Juan Carlos Ramírez, dirigente en la entidad de la Central Campesina Cardenista (CCC).

La organización acusa de esos hechos a pobladores de la localidad Puerto del Dexthi, Ixmiquilpan, que la semana pasada invadieron tierras del ejido San Miguel y lesionaron con arma de fuego a dos ejidatarios.

El dirigente de la CCC desmintió que la Secretaría de Gobierno de Hidalgo haya realizado una reunión entre ambas partes en conflicto el sábado de la semana pasada.

“Por lo menos los ejidatarios de San Miguel, agraviados, no estuvieron presentes en dicha reunión por la falta de seguridad y respeto a sus garantías frente a los agresores, es mentira que se haya llegado a un acuerdo como se hizo público por el gobierno del estado.

“Es extraño que el gobierno estatal, el cual conoce bien la problemática en la región, promueva con ejidatarios ajenos a San Miguel Tasquillo una mesa de diálogo”, insistió Ramírez Díaz; asimismo, expuso que esas acciones “parecieran dar a entender que el Ejecutivo se encuentra del lado de los invasores a los que se les brinda protección institucional”.

Para la Central Campesina Cardenista y sus militantes ese tipo de problemáticas deben resolverse de manera legal, sin generar un conflicto social en el estado. Juan Carlos Ramírez también denunció a los agresores en la carpeta de investigación 20-2017-420.

La organización campesina y los ejidatarios de San Miguel, Tasquillo, exigen al gobierno estatal la intervención de un fiscal especial para que investigue los hechos, así como la del secretario de Gobierno para que se frenen las agresiones en la zona.

El 27 de noviembre del presente año, unos 200 pobladores de Puerto del Dexthi, algunos de ellos encapuchados y portando armas, agredieron a balazos a los ejidatarios y dejaron herido a uno de los militantes de la CCC.

A esa acción delictiva se sumó la maquinaria que llevaban los invasores, misma que utilizarían para realizar un desmonte sobre terrenos de uso común, perteneciente a la localidad de San Miguel, para trazar una brecha por las tierras invadidas.

Para
la Central
Campesina Cardenista y sus militantes ese tipo de problemáticas deben resolverse de manera legal, sin generar un conflicto social en el estado

Comentarios