Pachuca.- Ya es tiempo de que las autoridades detengan a los responsables del problema tan grave que representa el huachicoleo, exigió en entrevista el presidente de Coparmex Hidalgo, Ricardo Rivera Barquín, tras la tragedia ocurrida en Tlahuelilpan a causa de la explosión de una toma clandestina de gasolina.

“Ya es tiempo de que detengan a los responsables de tan grave problema, pues al día de hoy no hay detenidos”.

El líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) expresó la solidaridad del organismo empresarial con los familiares de las personas que perdieron la vida durante el lamentable suceso.

Además, aplaudió la reacción de los gobiernos federal y estatal que atendieron a quienes se encontraban afectados por lo sucedido en total coordinación.

En este contexto hizo notar que la ciudadanía debe tomar precauciones en torno al tema, como es el caso del programa Todos a cargar en orden que impulsa Coparmex y que apuesta por que la carga de gasolina en tiempos de desabasto se realice según el engomado de las unidades.

“Esto nos deja en claro que debemos tomar precauciones como la propuesta que estamos haciendo, con el fin de que no se presenten accidentes como lo ocurrido ayer, si la sociedad civil se suma a los esfuerzos podemos prevenir que algo ocurra en alguna estación de servicio”, declaró.

Lo acontecido la noche de ayer, abundó, deja ver claramente que el problema de la venta ilegal de combustible es muy grave.

El dirigente también hizo notar que los hechos podrían retrasar aún más la apertura de los ductos y con ello sea más difícil normalizar el abasto de combustible en las estaciones.

Comentarios