Exigen a alcalde no derribar barda

225
barda

Mineral de la Reforma.- Ante la escasa presencia de la Policía municipal de Mineral de la Reforma, vecinos de la calle Santa Paola, del fraccionamiento Carboneras, construyeron una barda que disminuyó el número de asaltos a sus hogares, sin embargo, de nueva cuenta se sienten inseguros porque la administración del alcalde Raúl Camacho intenta derribarla.
Cansados de los robos, en marzo pasado tras una votación los vecinos construyeron la barda, pero un habitante de la calle que, agregaron, dice ser delegado y tener el apoyo del alcalde, ingresó una solicitud de demolición a la presidencia municipal.
El cabildo de Mineral de la Reforma dio entrada a dicha petición y ordenó a la Secretaría de Obras Públicas municipal hacerse cargo del muro, el cual tiene una puerta de acceso, bajo el argumento de que no puede impedirse el libre tránsito en las vías públicas.
Ante ello, Norma Carrillo, representante de la calle Santa Paola, ponderó que la construcción de la barda garantiza la seguridad de las 45 casas y que tienen dos accesos a Santa Lorena y a la avenida principal.
Al señalar que derribar la barda vulnerará sus garantías de seguridad, los colonos acudieron a la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo (CDHEH), donde los asesoraron para ingresar un oficio a la alcaldía con tal de preservar el muro.
“Antes de la barda nos robaban los medidores de agua, los tinacos, asaltaban las casas, los carros, lo que provocó que los dueños instalaran rejas, protecciones, y aumentaran la altura de las fachadas.”

Inseguridad, ante
indiferencia de Camacho

Tras un recorrido por el fraccionamiento Carboneras, este diario constató que junto a la calle Santa Paola está un terreno baldío. El alumbrado público es deficiente y los policías municipales no garantizan presencia fija en el lugar.
Para los vecinos es sabida la ubicación de casas de seguridad donde anteriormente fueron rescatadas víctimas de secuestro.
Ante ese escenario, declaró Norma Carrillo, los vecinos decidieron preservar sus pertenencias y su tranquilidad al construir la barda y ahora se enteraron que el alcalde panista intenta derribarla, lo que provocó la alarma entre los habitantes de la calle.
“Una persona afecta a todas, por lo que la ley debe ser pareja. Responsabilizamos a la presidencia municipal de cualquier robo, ya que debe garantizar nuestra seguridad”, apuntaron los vecinos luego de sostener una reunión.

Antecedentes

  • Cansados de los robos,
    en marzo pasado tras una votación los vecinos construyeron la barda, pero un habitante de la calle que, agregaron, dice ser delegado y tener el apoyo del alcalde, ingresó una solicitud de demolición a la presidencia municipal

Comentarios