Exigen corregir investigación por muerte de niña en El Judío

806
Ante la presunta falta de avances y la fabricación de culpables
Ante la presunta falta de avances y la fabricación de culpables

Ante la presunta falta de avances en la investigación y la fabricación de culpables por el asesinato de una niña, habitantes del barrio El Judío protestaron en las inmediaciones de la Procuraduría General de Justicia estatal para exigir la presencia de su titular Alejandro Straffon.
La protesta, encabezada por la madre de la menor Cristina Márquez, arribó con lonas y pancartas para pedir justicia, el esclarecimiento del delito, así como la liberación de abuelo de la niña, quien fue presentado como el principal sospechoso y quien a la fecha está bajo prisión preventiva.
En los señalamientos, la madre de la víctima expuso que la procuraduría no ha presentado avances en la investigación, y denunció que la reclusión de su padre fue arbitraria y con engaños, ya que presuntamente agentes de investigación lo trasladaron alrededor de las 12 horas del 16 de mayo, pues supuestamente le entregarían el cuerpo de la menor.
Por lo que no supieron del paradero del hombre hasta después de unos días, cuando un agente le comentó a Cristina Márquez que el presunto responsable era su padre.
Asimismo, denunciaron que presentaron indicios de un posible sospechoso, sin embargo las autoridades omitieron investigar a esa persona, pese a que también existe un testigo.
“Yo quiero pruebas, quiero resultados de los que están investigando porque únicamente, cada que vengo (a la procuraduría) me dicen tiempo, tiempo y tiempo”, manifestó durante la protesta.
Aseguró que su padre es inocente ya que él nunca estuvo en el lugar del asesinato, pues se encontraba en una fiesta en San Pedro Tlaquilpan, en Zempoala.
“La procuraduría quiere deslindarse de este caso culpando a mi padre y no lo voy a permitir, quiero justicia para mi hija y para mi padre.”
Sobre las pruebas de que el hombre presuntamente tenía sangre como parte de la agresión a la menor, explicó que no eran ciertas, pues su padre solo tenía una gota de sangre en el pulgar de una mano, la cual no correspondía con la otra mancha que fue encontrada en su calzado, la cual se mostró como prueba para inculparlo.
La niña falleció el 15 de mayo cuando se encontraba en una fiesta cerca de su casa. Desapareció alrededor de una hora y cuando la buscaron encontraron una piedra con sangre cerca de una nopalera, lugar donde fue encontrada la menor sin vida.

Encaran a procuraduría

Luego de atender a los medios, al sitio acudió el subprocurador de procedimientos penales región oriente Porfirio Gutiérrez García, quien pidió a las personas conformar una comisión para atenderlas; no obstante los inconformes pidieron la presencia del procurador Alejandro Straffon, quien no estaba por cuestiones de agenda.
Tras una prolongada discusión donde insistieron en que les presentarán pruebas de la investigación y de las quejas de la falta de actuación de la Policía investigadora, optaron por entablar la reunión con el fin de exponer los hallazgos hasta el momento.
La procuraduría, por medio de una carta informativa, detalló que durante la reunión le explicaron a la madre que existe evidencia pericial y científica, así como diligencias policiales y testimonios, que arrojan indicios sobre la probable responsabilidad del abuelo de la niña.
De igual forma, los agentes de la Policía investigadora manifestaron a los inconformes que trabajaron con personal de la fiscalía de atención a delitos de género (Fadeg) en la aplicación del protocolo de investigación del delito de feminicidio, además de las diligencias correspondientes a su investigación en compañía de peritos.
De acuerdo con dicha investigación, además de entrevistas practicadas a testigos que estuvieron en el lugar, así como de las inspecciones realizadas en el sitio, se obtuvieron datos que llevaron a establecer como probable autor del feminicidio al abuelo materno de la víctima.
Los familiares del imputado solicitaron continuar con la investigación y seguir otras líneas relacionadas con más personas; sin embargo, cuando el director de la Policía de investigación y la fiscal de género solicitaron su declaración y proporcionar de manera oficial esa información, se negaron y se retiraron de la reunión, esto de acuerdo con la PGJE.

Dato

La protesta arribó con lonas y pancartas para pedir justicia, el esclarecimiento del delito, así como la liberación de abuelo de la menor

Comentarios