Pachuca

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Hidalgo Ivette Bulos González solicitó a la Secretaría de Finanzas que demuestre, con la documentación legal correspondiente, que el Fideicomiso Fondo de Fomento Turístico del Estado de Hidalgo fue extinguido tal como lo aseguró el titular de la dependencia, Aunard de la Rocha Waite.

El fideicomiso no puede estar extinto, toda vez que para poder darlo por terminado debe cumplir legalmente las mismas formalidades con las que se llevó a cabo su conformación, es decir, por escrito y que intervengan las partes que originalmente participaron en su constitución

, dijo.
Lo anterior, expuso, de acuerdo con la cláusula sexta del contrato y el artículo 392 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito Vigentes.
De acuerdo con la dirigente la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Hidalgo nunca fue llamada para realizar la extinción del fideicomiso.

Lo que no acaba de entender el sector que represento es por qué tantas evasivas para documentar lo que comentan, porque si como comentan ya se extinguió, que lo demuestren con la disolución legal del contrato

dijo.
Bulos González también expuso la necesidad que también, por la vía jurídica, la autoridad estatal informe el destino del impuesto por la prestación de servicios de hospedaje, toda vez que el objetivo de recaudarlo es el fomento, promoción y difusión del sector turístico de la entidad.
La Asociación de Hoteles y Moteles de Hidalgo ha denunciado que desde 2014 las autoridades estatales no rinden cuentas de los recursos que integran dicho fondo el cual anteriormente era empleado para la promoción turística.
De acuerdo con la Ley de Hacienda para el Estado de Hidalgo, es objeto de ese impuesto el pago que realice la o el usuario por la obtención de servicios de hospedaje, alojamiento o albergue que se proporcione dentro del territorio estatal, ya sea de forma permanente o temporal, por personas físicas o morales en hoteles, moteles, albergues, villas, bungalós, paraderos de casas rodantes, casas de huéspedes, exhaciendas, entre otros.
Ese impuesto, que recaudan empresarios con el cobro de un gravamen de 2.6 por ciento a las tarifas por la prestación de sus servicios, debería utilizarse para promoción turística del estado según pactaron con anterioridad prestadores de servicios y gobierno estatal.
Lo anterior a través del fideicomiso en cuestión, que en su momento permitió que las y los empresarios y la Secretaría de Turismo decidieran el destino del recurso.
No obstante, a la fecha, empresarios desconocen el destino que tienen esos fondos, que en los últimos cuatro años sumarían aproximadamente 40 millones de pesos. Lo anterior, tras estar inactivo desde 2012.
Desde que el fideicomiso quedó inactivo, la Secretaría de Finanzas es la encargada de captar los recursos por el pago de dicho impuesto sin rendir cuentas.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorOrdena TEH a alcalde de Ixmiquilpan pagar dietas de regidores
Artículo siguienteEntregan en Canaco 50 tabletas
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo