Ayer, vecinos de El Huixmí, en Pachuca, acudieron a la CDHEH para exigir su liberación

Pachuca.- La tarde de ayer un grupo de vecinos de la localidad de El Huixmí, de Pachuca, acudieron a las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) para exigir la liberación de Merani Hernández Martínez, acusada del presunto robo de más de 200 mil pesos.

En entrevista con este diario, el padre de la joven de 28 años contó que su hija estudia administración en el Tecnológico de Pachuca y por las noches trabaja como recepcionista en el hotel Fiesta Mexicana, cuyos dueños la acusan de cometer el hurto en agravio de la empresa.

Explicó que el pasado jueves, Merani cubría su turno cuando fue víctima de una extorsión telefónica en la que le indicaron retirar 90 mil pesos de la caja fuerte del hotel para depositarlos a una cuenta de Oxxo, cantidad que la joven retiró pero no depositó tras darse cuenta de la estafa.

Pese a ello, al día siguiente fue detenida por agentes del Ministerio Público, quienes se la llevaron bajo el argumento de presentar su declaración, por lo que el proceso habría sido con engaños, acusó su padre.

Además, dijo que tras las primeras declaraciones conocieron que el monto que le imputaban a su hija por presunto robo era superior a 200 mil pesos, cuando la cantidad que ella retiró de la caja fueron 90 mil; entre otras inconsistencias.

Por ejemplo, resaltó que la audiencia inicial fue celebrada de manera privada sin la presencia de familiares, así como que le fue impuesta la prisión preventiva como medida cautelar, pese a que su abogado les explicó que ese delito no lo amerita.

Por lo anterior, iniciaron una queja ante la CDHEH y solicitaron una audiencia con el procurador del estado Raúl Arroyo González, pues exigen que el proceso legal de Merani sea apegado a derecho y exista justicia para ella.

Comentarios