Exigen justicia para niñas atropelladas

961

Pachuca.-

Familiares de dos menores de edad que fueron atropelladas el miércoles, una de las cuales estuvo a punto de perder la vida, temen que dicho caso quede impune luego que las autoridades manifiestan no tener elementos suficientes para procesar a la presunta responsable de los hechos.

El incidente ocurrió el primero de agosto en la colonia PRI Chacón, en Mineral de la Reforma, en donde dos menores de 10 y ocho años fueron presuntamente arrolladas por MCGB, quien conducía una camioneta Chrysler Voyager blanca y fue detenida en el lugar por elementos de la Policía municipal y trasladada al área de retención primaria.

No obstante, luego de acudir a interponer oficialmente su denuncia, familiares de las víctimas acusan que el agente del Ministerio Público (MP) refiere no contar con elementos suficientes para mantener en reclusión a la mujer implicada en los hechos, pese a que afirman que intentó darse a la fuga y cuentan con el testimonio de varios vecinos.

Al respecto, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) aseveró que la integración de la carpeta de investigación continúa; sin embargo, la mujer señalada por su probable responsabilidad en el caso no podía permanecer detenida, toda vez que existe un plazo para ello y tras cumplirse debía ser liberada.

Pese a ello, los familiares insisten en que “se está cometiendo una grave injusticia” toda vez que la menor de ocho años, quien hasta el momento permanece en el área de terapia intensiva del hospital general de Pachuca tras casi perder dos órganos, fue arrastrada varios metros por el vehículo de quien ahora, aseguran, intenta extorsionarlos para que retiren la denuncia.

“Desde el jueves empezamos a recibir llamadas para ofrecernos dinero a cambio de retirar la denuncia y nos dicen que si no aceptamos, entonces van a arremeter contra nuestros otros niños”, expuso el primo de una de las menores.

Asimismo, apuntó que podrían existir otros motivos por los cuales la mujer ya no está en reclusión, pues dijo tener conocimiento de que “la señora se fue a internar a un hospital privado para no ser procesada, ya que tiene influencias políticas y su hija trabaja en la procuraduría”. No obstante, las autoridades de la PGJEH sostienen que el caso se desarrolla conforme a la ley y que los involucrados pueden acudir para aportar más elementos de prueba en el momento que lo deseen.

Sin embargo, los familiares argumentaron que ayer algunos vecinos les comentaron que personas desconocidas acudieron para ofrecerles dinero a cambio de modificar su testimonio, así como que les fueron negados los videos de las cámaras de videovigilancia del programa Hidalgo Seguro, pues les dicen que aún no sirven pese a que en otras ocasiones constataron que sí funcionaban.

Por lo anterior, pidieron a las autoridades acelerar los procesos de investigación y aclarar dicho hecho para que no quede impune, además de solicitar el apoyo del DIF municipal o estatal luego que una de las menores permanece hospitalizada y aunque la procuraduría les aseguró que les brindarían ayuda, hasta el momento ninguna instancia se ha acercado a ellos.

Comentarios