Exigen justicia por exhumación de restos

572
exhumación de restos,justicia

Pobladores de San Gabriel Azteca, en Zempoala, sostuvieron una reunión con diputados del Congreso local

Pachuca.- Pobladores de San Gabriel Azteca, en Zempoala, sostuvieron la semana pasada una reunión con diputados del Congreso local para denunciar que tras la reubicación del panteón de la localidad, en 2018, fueron exhumados sin el consentimiento de los familiares 150 cadáveres, de los cuales en su momento notificaron la no localización de 66.

Según los documentos presentados por los quejosos, los restos humanos, algunos datan de 1812, fueron trasladados a un nuevo predio a las orillas del pueblo, pues el expárroco de la iglesia Marco Antonio Roldan Rosas, el exdelegado y tesorero municipal Jesús Hernández, además del actual delegado Alejandro Zavala, impulsaron el proyecto para trasladar el camposanto a un lugar retirado del centro, y con ello mejorar la imagen de la localidad, situada a unos 15 minutos de la cabecera municipal.

Los vecinos aseguraron que en primera instancia estuvieron de acuerdo en reubicar el espacio, sin embargo, no con la de los cuerpos, sobre todo porque no fue realizada bajo la supervisión de alguna autoridad competente, pues osamentas, en su totalidad o algunas piezas, fueron perdidas.

Asimismo, aseguraron que se dieron cuenta de la exhumación de los cuerpos al acudir a ver los trabajos de remoción, ya que la población aportó recursos para el terreno y la barda perimetral del nuevo espacio.

“Nos dijeron que ya tenían permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pero nunca lo vimos, lo mismo con lo del INAH”, explicó uno de los inconformes.

Al respecto, ambas dependencias dijeron desconocer los hechos; además, puntualizaron que en algunos casos no tienen injerencia en los permisos que supuestamente mostraron los trabajadores.

Después de presentar el caso ante el Congreso local, en breve, el diputado Jorge Mayorga, quien representa al distrito de Zempoala, podría visitar la zona para dar fe de los hechos y, en caso de ser necesario, solicitar al municipio una auditoría, tanto de los permisos como del uso del recurso, ya que en el nuevo espacio fueron tramitadas escrituras de posesión.

No obstante, una de las afectadas, quien contaba con un mausoleo familiar en el camposanto, manifestó: “Yo quiero llorarle y visitar a mi abuela y a mi hermano y no puedo, tomé una fotografía y ahí lo hago, pero yo quiero visitarlo, por eso no he asistido a la iglesia, si acaso dos veces, por necesidad, pero no estoy de acuerdo con lo que hicieron”.

Por último, acusaron que las autoridades tenían planeado construir en el viejo panteón un parque o canchas de fútbol, pero hasta la fecha no han desarrollado nada, por lo que temen que los recursos no hayan sido aplicados.

El asunto apenas está en revisión, pero será la siguiente semana cuando las autoridades verifiquen el caso y con ello esclarecer cualquier presunción de delito o responsabilidad.

Según los documentos presentados por los quejosos, los restos humanos, algunos datan de 1812, fueron trasladados a un nuevo predio a las orillas del pueblo, pues el expárroco de la iglesia Marco Antonio Roldan Rosas, el exdelegado y tesorero municipal Jesús Hernández, además del actual delegado Alejandro Zavala, impulsaron el proyecto para trasladar el camposanto a un lugar retirado del centro, y con ello mejorar la imagen de la localidad, situada a unos 15 minutos de la cabecera municipal.

  • Denunciaron que tras la reubicación del panteón, en 2018, fueron desenterrados sin el consentimiento de los familiares 150 cadáveres, de los cuales, en su momento, notificaron la no localización de 66
exhumación de restos,justicia
exhumación de restos,justicia

Comentarios