Exigen pobladores de Panales que pastor religioso abandone la localidad

267
pastor religioso

Acusaron que Melquisedeq Hidalgo presuntamente altera la paz social del lugar

Ixmiquilpan.- Vecinos de la localidad Panales, en Ixmiquilpan, advirtieron que no permitirán que el pastor Melquisedeq Hidalgo, junto con su iglesia hosanna, altere la paz social de la localidad luego que detectaran que él, junto con seguidores, desde hace unos días ocupan una casa de la zona para realizar cultos, así lo dijo en entrevista la delegada, Adriana Quiterio Gutiérrez.

Cabe recordar que católicos de Ixmiquilpan exigieron al gobierno del estado que el pastor abandonara la comunidad del barrio de El Fitzhi, luego que en agosto, Melquisideq ofendiera al señor de Jalpan cuando ese realizaba un recorrido para celebrar su llegada al municipio.

A raíz de ahí, surgió un conflicto entre ellos y el representante de la iglesia hosanna, quien fue obligado a abandonar El Fitzhi.

La delegada acusó al pastor de ser una persona problemática, puesto que ha sido corrido de varios municipios, pero lo que tiene indignados a los habitantes de Ixmiquilpan es que ese en una transmisión en vivo, se refirió al señor de Jalpan como “demonio” y “muñeco de madera”.

La delegada de Panales agregó que realizan el culto en la localidad por lo que acudieron al lugar con el fin de constatarlo; se ubican en una casa habitación y no cumplen con las medidas de sanidad además de que dijo llegan personas ajenas a la demarcación.

Dijo que unos vecinos de ahí, lo tienen alojado en su domicilio, pero hace 25 años se hizo un convenio con la población de la localidad y se les permitió que construyeran su templo, por lo que les exigieron que lo ocupen con las medidas pertinentes.

Agregó que la mayoría de los vecinos de Panales son católicos, de ahí que Melquisedeq Hidalgo es persona no grata en la localidad, “no es una persona bienvenida, no permitiremos que altere nuestra paz social”, reiteró.

Dijo que cuenta con el apoyo de los representantes de las manzanas, así como los mayordomos, por lo que actuarán por la vía legal con el fin de que se retire. Pero advirtió que en caso de ser necesario podrían echar mano de los usos y costumbres y obligarlo, junto con su congregación, a abandonar la localidad.

Comentarios