Pachuca.- Con el fin de atender el problema de la contaminación acústica generada por fuentes fijas y/o móviles que representa un problema a la salud y calidad de vida de los ciudadanos, el diputado de Morena José Luis Muñoz Soto planteó una iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de las leyes para la Protección del Ambiente y de Movilidad y Transporte estatales para otorgar y explicitar atribuciones de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa).

Asimismo, para que la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) regule, mediante los centros de verificación vehicular, la emisión de ruidos por fuentes móviles, toda vez que el ruido excesivo puede provocar cambios fuertes en las personas, molestias cardiovasculares, bronquitis, infecciones recurrentes, e incluso aumento en la presión sanguínea, de la frecuencia cardíaca y en la contracción muscular, entre otras afectaciones.

En su exposición de motivos, el legislador morenista por el distrito 09 con cabecera en Metepec explicó que
en los últimos años se ha ido avanzando en
la legislación sobre ese fenómeno, sin embargo, la contaminación acústica representa un problema de salud con poca atención alrededor del mundo, y demanda la necesidad de establecer medidas para su control y reducción para proteger a la población.

Muñoz Soto subrayó que el establecimiento de medidas para su control reduciría de manera sustantiva esos factores de riesgo, a la vez que aumentaría la calidad de vida de las personas expuestas a la contaminación acústica, tanto de fuentes fijas como móviles.

Sostuvo que su presencia vulnera la garantía constitucional que garantiza, en el artículo cuatro, que “toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”.

La iniciativa considera aplicar multas a personas físicas o morales que generen emisiones acústicas cuando rebasen los límites máximos permisibles establecidos en las normas oficiales en la materia: para zonas residenciales (exteriores) de 6 a 22 horas el nivel máximo es de 55 decibeles (db), y de 22 a 6 horas el máximo es de 50. La multa será de 50 unidades de medida y actualización (UMA) vigente.

En exteriores de zonas industriales o comerciales, de 6 a 22 horas el máximo es de 68 db y de 22 a 6 horas de 65. La multa corresponderá a lo expuesto en la fracción dos y 15 del artículo 215 de la presente ley. Para zonas escolares dentro de aulas y en espacios de juego, el límite será de 55 db de 7 a 21 horas. La multa será de 90 Umas.

Para zonas donde son celebradas ceremonias, festivales y eventos de entretenimiento, con la limitación de cuatro horas máximo, es de 100 db, bajo permiso previo de la autoridad.

  • José Luis Muñoz subrayó que el establecimiento de medidas para su control reduciría de manera sustantiva factores de riesgo en la salud, a la vez que aumentaría la calidad de vida de las personas expuestas a a esa problemática, tanto de fuentes fijas como móviles

Comentarios