Pachuca.- El estudio La impunidad en la nómina magisterial: Uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo expone que en Hidalgo, hasta 2017, había una denuncia por un faltante de 28 mil millones de pesos, además de 376 comisionados que no justificaron su lugar de trabajo.

Marco Fernández, coordinador de anticorrupción y educación de México Evalúa, explicó que en el momento en que gobierno federal detuvo los pagos a comisionados, las entidades los transfirieron a puestos administrativos para que siguieran cobrando.

Fernández enfatizó que fue hallado que entre el primer trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017, en el país mil 833 personas fueron transferidas a áreas administrativas.

“Esto refleja un ingenio de la transa”, ironizó y agregó que Aguascalientes, Colima, Durango, Tlaxcala e Hidalgo fueron los estados donde se ubicaron esas prácticas.

De los hallazgos más notables, es que desde 2013 la nómina hidalguense registró irregularidades en 11.1 por ciento que debieron subsanarse, de ahí surgieron los 376 comisionados que no justificaron su estatus ante el gobierno federal y además recibieron 96 millones de pesos entre 2015 y 2017.

Asimismo, de 2013 a 2017, periodo que analizó el estudio, la nómina creció de 10 millones a poco más de 13 millones, un 35 por ciento de operación desde la federación.

También resalta que del total de recursos, solo 4 por ciento son de aportación estatal, el resto lo paga el gobierno federal a través del Fondo Nacional de Nomina Educativa (Fone).

La nómina actual es de 28 mil profesores, administrativos y operativos que atienden a 509 mil niños y niñas de distintos niveles educativos.

  • Fue registrado que 376 comisionados no justificaron su lugar de trabajo, no obstante, entre 2015 y 2017 recibieron 96 millones de pesos

Comentarios