San Salvador

El expresidente de El Salvador, Antonio Saca, permanecerá bajo prisión provisional mientras se desarrolla la fase de instrucción del proceso en su contra por el supuesto desvío de 246 millones de dólares de fondos públicos.
La jueza del juzgado cuarto de Paz de San Salvador, Nelly Edith Pozas, determinó ayer la prisión provisional para Saca y seis de sus antiguos colaboradores, así como el embargo de bienes e inmuebles.
La magistrada consideró que la fiscalía presentó suficientes pruebas para considerar que participaron en el desvío de fondos públicos, de acuerdo con la página web del diario local La Prensa Gráfica.
Saca y los exsecretarios de gobierno César Funes, Julio Rank y Elmer Charlaix, así como tres empleados administrativos, permanecen recluidos en celdas de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía nacional civil (PNC).
Según el fiscal general Douglas Meléndez, los acusados operaban una estructura al interior de la presidencia que desvió 246 millones de dólares para depositarlos en 14 cuentas privadas. De ese total, 116 millones habrían sido retirados, de los cuales seis fueron “lavados”.
De ser declarados culpables, los imputados podrían recibir penas de cárcel de hasta 12 años por peculado, 18 años por agrupaciones ilícitas y 15 por lavado de dinero.

Comentarios