Luego de su detención, el proceso judicial contra el exsubsecretario de finanzas de la Secretaría de Educación Pública PPM siguió su curso ayer, y de manera diligente le fue dictada la medida cautelar de prisión preventiva por parte del juez Ciro Juárez González. Esa acción está relacionada con la causa penal 354/2016 y tiene que ver con la presunta participación de PPM en el delito de peculado por 68 millones 755 mil pesos en agravio de la administración pública. Pero hay otra investigación en curso en la que el exfuncionario, en tiempos de la administración de Francisco Olvera Ruiz, está acusado también por peculado, aunque en ese caso por 126 millones 871 mil pesos que debían haberse usado para pagar el impuesto sobre la renta del Instituto Hidalguense de la Educación. Con lo resuelto ayer por el juez, PPM deberá enfrentar su proceso en prisión, al menos durante los próximos dos meses, en lo que se llevan a buen puerto las investigaciones. Según el presidente de la junta de gobierno del Congreso local Ricardo Baptista la detención del extesorero fue “rara” y “sorpresiva”, por lo que se pronunció a favor de que las instituciones aporten información para resolver de fondo el asunto y evitar la simulación. Al menos, en ese caso, el implicado esperará en prisión preventiva la investigación y no en otras latitudes, como ocurre hoy con el exdirector de Radio y Televisión de Hidalgo, que desapareció en las narices de las autoridades. De filón. De manera realista, la diputada federal hidalguense Marivel Solís propuso el pasado jueves establecer que en tanto no se alcance la inversión del uno por ciento del producto interno bruto para realizar actividades de investigación científica y tecnológica, “se deberá registrar año con año un incremento sostenido real de la inversión en la materia con respecto al año anterior”. Se trata de una política realista, ante un pronóstico reservado de los ingresos del próximo gobierno federal.

Comentarios