Pachuca.- La delegada en Hidalgo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) Italia Almeida Paredes exhortó a proveedores de productos y servicios a cumplir con la calibración de las básculas que utilizan, con el fin de generar mayor confianza entre los consumidores. Además, alertó sobre presuntos verificadores “pirata”.

De acuerdo con la funcionaria federal, los instrumentos con menos de 10 años de antigüedad deben calibrarse una vez al año entre el primero de enero y el 31 de mayo.

En tanto, aquellos que tienen más de una década de vida deben cumplir con el procedimiento del primero de enero al 31 de marzo y del primero de julio al 30 de septiembre.

Los instrumentos sujetos a calibración son básculas, sistemas para medición y despacho de gasolina, medidores de gas natural, relojes registradores de tiempo y taxímetros.

Además, Almeida Paredes recomendó a comerciantes y prestadores de servicios estar al pendiente del personal que visita los establecimientos, pues han detectado a verificadores “pirata” que intentan extorsionar con cobros de hasta 10 mil pesos para evitar presuntas multas.

En ese contexto, enfatizó que personal de la dependencia debe presentarse con uniforme y credencial vigente expedida por la Profeco, misma que cuenta con un código QR que puede ser escaneado mediante un dispositivo electrónico, con el fin de verificar la identidad del trabajador.

También deben presentar una orden de verificación firmada de manera autógrafa por personal de la Profeco competente para ello. Además, concluyó, los verificadores no están autorizados para recibir pagos en efectivo.

Comentarios