Chris Hughes (CH), cofundador de Facebook junto a su hoy omnipotente y único patrón Mark Zuckerberg (MZ) –que controla 60 por ciento de las acciones–publicó un extenso artículo en NYT, donde exhorta al gobierno a quebrantar su monopolio debido a que su “influencia es asombrosa, mucho más allá de la de cualquiera en el sector privado o en el gobierno”, ya que “controla tres plataformas esenciales de la comunicación –Facebook, Instagram y Whatsapp– que miles de millones de personas usan cada día”.

El apóstata CH aborda la historia de EU contra los monopolios (leyes anti-Trust), toca tangencialmente el escándalo de Cambridge Analytica (obligada a su autoextinción) y alerta sobre la “amenaza a la democracia” que representa la triada Facebook/Whatsapp/Instagram.

En forma coincidente, “Bajo la Lupa” había abordado “Cómo ganar las elecciones con Whatsapp desde Brasil hasta la India”.

CH fustiga que su exsocio buscó siempre el “dominio” en las redes y juzga que lo consiguió con creces, ya que “vale US $500,000 millones y domina (sic) más de 80 por ciento de los ingresos de las redes sociales en el mundo”: constituye “un poderoso monopolio que eclipsa a todos sus rivales y borra la competencia en las redes sociales”. Cita que “70 por ciento de los adultos de EU usan las redes sociales, de las cuales una amplia mayoría son productos de Facebook”.

CH esquiva que la omnipotencia de su exsocio MZ es 8.35 veces mayor en el resto del mundo que en el mismo EU (51 por ciento): su “dominio” afecta también la democracia “incipiente” de otros mil 420 millones de usuarios en el resto del mundo (¡18.92 por ciento de la población mundial sin EU!). Por cierto, en México, donde no existe regulación ni legislación al respecto, cuenta con 63.7 por ciento de usuarios inermes de Facebook.

El apóstata CH confiesa una frase imperdible sobre que el “dominio de Facebook no es un accidente de la historia”, sino que contó con la “aprobación tácita –y a veces explícita– del gobierno (¡súper-sic!) y sus reguladores”. ¡Uf!
En medio de su opacidad, su falta de rendición de cuentas ante la opinión pública y el gobierno, y el “creciente malestar colectivo” por el atentado a la privacidad, CH arremete contra el “control unilateral sobre la libertad de expresión” que le confiere un enorme poder a su exsocio MZ, quien puede “monitorear, organizar y aún censurar las conversaciones de 2 mil millones de personas” gracias a los “algoritmos opacos (sic)” que han elegido a sus ingenieros, quienes seleccionan los “comentarios o experiencias de sus usuarios” y definen la “libertad de expresión o el discurso de odio”.

A mi juicio, lo más grave radica en que tales “algoritmos opacos” sean creados o censurados por los conocidos misántropos del planeta, fuera de la vigilancia y/o la regulación ciudadana y de los gobiernos de EU y el mundo entero.

Lo más dramático radica en que la aplastante mayoría, si es que no todos, del consejo directivo del omnipotente Moloch tecnológico del GAFAT (Google/Apple/Facebook/Amazon/Twitter) nunca ha tenido un puesto de elección popular.

Un punto trascendental que aborda CH radica en la “preocupación de algunos (sic) de que la atomización de Facebook o de otras transnacionales tecnológicas de EU pudiera ser un problema a la Seguridad Nacional”, ya que los “avances en la inteligencia artificial requieren inmensas cantidades de datos y poder computacional” cuando “solamente grandes transnacionales como Facebook, Google y Amazon pueden procurar tales inversiones.

“Si las transnacionales de EU se vuelven más pequeñas, los chinos nos superarán”, alega CH, vinculado a Obama y a los Clinton, y quien evade señalar que el megaespeculador George Soros fue “socio” de Facebook, y evita tocar siquiera con el pétalo de una rosa el padrinazgo del Pentágono de todo el GAFAT, mediante su invento de Internet con su sector DARPA, que consolidó hoy con su segmento Defense Innovation Board (DIB) que preside Joshua Marcuse.

Chris Hughes,Facebook

http://alfredojalife.com
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
https://vk.com/alfredojalife

Comentarios