DANIEL MARTÍNEZ
Tulancingo

Al menos 20 vehículos registraron averías en las primeras horas de ayer, como resultado de que automovilistas cayeron en baches ubicados en la carretera Pachuca-Tulancingo, a la altura del paraje Las Palomas, de la localidad Matías Rodríguez, en Singuilucan.
Pese al anuncio de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) que confirmó el mantenimiento a la vía hace casi tres semanas, el pavimento presenta daños tras las recientes lluvias.
Automovilistas afectados solicitaron a la Policía federal en la región implementar un cerco de vigilancia para evitar accidentes, sin embargo recibieron una negativa debido a que no contaban con unidades ni personal suficiente para ello.
Afectados buscaron trasladar sus vehículos para su reparación, algunos con averías como ponchadura de llanta y otros con daños mayores a sistemas generales o electrónicos.
Alrededor de las 8 horas, personal de la SOPOT acudió al sitio para colocar trafitambos con el fin de advertir a las y los automovilistas que circulaban.
No obstante, no instalaron señalamientos o abanderamiento de advertencia en esa zona que cuenta con curvas pronunciadas, donde un autobús de línea comercial estuvo a punto de volcarse por la falta de indicadores.
A las 10 horas, personal colocó gravilla para rellenar los baches. Sin embargo, automovilistas consideraron que el material colocado es una solución temporal que, debido a la humedad, volverá a dañarse.

Solicitud

  • Automovilistas afectados
    solicitaron a la Policía federal en la región implementar un cerco de vigilancia para evitar accidentes, sin embargo recibieron una negativa debido a que no contaban con unidades ni personal suficiente para ello

Comentarios