LUIS A MÉNDEZ / NOTIMEX

Ciudad de México Pese a que el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro anunció que en su estado iniciaría un programa de pruebas masivas rápidas para detectar el coronavirus, la empresa con la que ya habían hecho el contrato, “misteriosamente no pudieron suministrar los test”.

Entrevistado al salir de Palacio Nacional, donde acudió a una reunión con autoridades federales, fue el propio mandatario estatal quien explicó que desconocen los motivos del incumplimiento de la compañía.

“Intentamos hacer una adquisición de pruebas rápidas para iniciar un trabajo de detección temprana, complementario al de las pruebas que estamos haciendo en coordinación con la autoridad federal… El proveedor a quien le íbamos a comprar finalmente nos quedó mal, nos dejó ese tema suelto.

” Alfaro aseguró que será explorada la ruta legal para proceder en contra de la empresa y que ya fue iniciada la búsqueda de otro proveedor para cumplir a los ciudadanos con su promesa de realizar diagnósticos rápidos ante la pandemia.

“Estamos buscando un nuevo proveedor, estamos en eso. No se ha comprado ninguna prueba rápida y el momento en que tengamos proveedor y el tipo de prueba que se va a utilizar; daremos la información correspondiente… Tenemos que explorar esa ruta (vía jurídica) porque había un compromiso y sin ninguna explicación y sin ninguna razón clara simplemente nos cancelaron”, declaró.

El gobernador aseguró que serán compradas pruebas rápidas que estén validadas por organismos internacionales para complementar el trabajo de diagnóstico que se hace con la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre), de la cuales hay suficientes en Jalisco.

“No estamos haciendo nada que no recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y daremos la información cuando tengamos la pruebas, de qué laboratorio son y el origen de estas y por supuesto podemos dar la garantía de que estarán certificas por las instancias internacionales”, refirió.

Finalmente, indicó que una vez que sean conseguidos los test rápidos se busca aplicar 600 por mes. Por el momento, los equipos administrativos buscan a los proveedores que ofrezcan las pruebas, específicamente de antígenos anticuerpos que cuentan con el aval de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Comentarios