Pachuca.-

Tras permanecer por varias semanas en estado de salud grave, el oficial Alberto García Hernández, adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública de Tula y quien fue baleado el pasado 19 de abril en una colonia de ese municipio, falleció la noche de ayer en el hospital general de Pachuca.

Al respecto, la administración municipal de Tula detalló que desde el día de los hechos, cuando el agente fue herido por presuntos huachicoleros en un enfrentamiento, brindó todo el apoyo y las facilidades necesarias para su atención médica; no obstante, el hombre perdió la vida.

Sin embargo, destacó que “todos los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Tula y de Protección Civil cuentan con un seguro de vida con una prima asegurada de 200 mil pesos, acceso a los servicios médicos a través del consultorio de la dirección de salud y, en caso de ser necesario, se canaliza al hospital regional de Tula-Tepeji”, como en este caso.
Por lo anterior, la administración expresó su total apoyo a la familia de García Hernández quien, resaltó, “cumplió a cabalidad su encomienda de velar por el bien y la seguridad de las y los ciudadanos de Tula”.

Comentarios