Fallece en Praga gimnasta Vera Caslavska

457
fallece
Fue un ejemplo en lo deportivo y también por su valentía cívica

La Novia de México fue una crítica de la ocupación rusa a Checoslovaquia

Ciudad de México

La reina de la gimnasia artística en los Juegos Olímpicos México 68, la checa Vera Caslavska, la llamada Novia de México, falleció ayer a los 74 años en Praga, informó el Comité Olímpico Checo.
En la sala instalada en el Auditorio Nacional, la europea se ganó el corazón del pueblo de México al realizar sus ejercicios de manos libres con el fondo musical de “Jarabe tapatío” y “Allá en el rancho grande”.
Fue tan grande el amor que recibió en México que decidió casarse en la catedral metropolitana con el atleta Josef Odlozil ante unas 10 mil personas.
Durante los Juegos Olímpicos Tokio 1964 ganó tres preseas de oro y una de plata; previo a México 68 su país fue invadido por el régimen soviético y durante una ceremonia de premiación en el Auditorio Nacional bajó la cabeza en protesta, al escuchar el himno ruso en lugar del de su país.
La cuatro veces campeona mundial mantuvo su crítica a la ocupación de su país y por ello fue marginada durante años, tuvo que trabajar de manera clandestina como entrenadora de gimnasia y de 1979 a 1981 trabajó en México con el permiso del gobierno de su país.
Así como se casó en México se divorció y en noviembre de 1989 regresó a su país, con la derrota del partido comunista en las votaciones.
Finalmente, llegó el reconocimiento y su legado es impresionante, por eso el presidente del Comité Olímpico Checo Jiri Kejval expresó que siempre fue un ejemplo en lo deportivo y también por su valentía cívica.

Ganó siete
medallas de oro en Juegos Olímpicos y en México 68 conquistó a la afición tras su rutina de manos libres al ritmo de música regional

Comentarios